Renée Zellweger, Megan Fox o Blake Lively: los cambios de imagen más radicales de las celebrities

Renée Zellweger antes y después
Escrito por

Renée Zellweger ha sido la última en sacar de nuevo a la palestra el peligro que tiene el mal uso del bisturí. Hoy en melty.es te presentamos más casos de cambios totalmente radicales entre las celebrities.

A donde no pueda llegar el photoshop, sí lo puede hacer el bisturí. Y es que muchas celebrities, tal vez cansadas de que sus defectos sean objeto de comentarios y críticas por parte de los medios y opinión pública, deciden poner cirugía de por medio y 'retocar' esas imperfecciones. Sin embargo, los resultados no son siempre tan positivos como se podría esperar en un principio, y el exceso se convierte en el peor amigo de la belleza. Rostros sin expresión, sonrisas milimétricamente forzadas o labios desproporcionados son solo algunos de los rasgos característicos de un mal uso del bisturí. Aunque otras han corrido mejor suerte y el cambio no ha podido ser más positivo, como Megan Fox ,una de las actrices más sensuales del panorama actual, gracias, en parte, a la buena mano del cirujano a la hora internvenirla. Te mostramos más ejemplos de este tipo, a continuación en melty.es.

Más noticias sobre Megan FoxRenée Zellweger: su increible antes y después comentado en Twitter

Los mejores cambios de imagen

Efectivamente, cuando se recurre a la cirugía estética, se busca, como objetivo principal, mejorar lo presente. En ocasiones, esto pasa, y los resultados son realmente abrumadores. Blake Lively es uno de los ejemplos más destacables, pues si nos ponemos a analizar sus fotos de adolescente, vemos a una Blake que bien podría no formar parte de 'las guapas del instituto'. Su rostro era más redondeado, sus dientes, imperfecto, y su nariz, bastante más prominente que la actual. Ahora, en cambio, la actriz de Gossip Girl luce impecable en cada aparición, y es considerada como una de las mujeres más bellas del mundo. Megan Fox o Kim Kardashian también son dos buenos ejemplos de mejoría tras la cirugía.

Los peores casos

Así como los mejores escasean, los peores cambios tras el uso del bisturí sobran. Someterse a un cambio de imagen es bastante arriesgado, sobre todo si tenemos en cuenta que una vez hecho, no hay vuelta atrás. El peor error que comenten muchos de los famosos que no están contentos con el resultado, es volverse a meter en el quirófano para tratar de 'arreglar' lo que ya no tiene arreglo. Esto empeora aún más la situación, dando como resultado algunos de los ejemplos que te mostramos a continuación. En otros casos, una extraña adicción a este tipo de operaciones es la culpable de que algunos de los rostros más bellos del pasado, hoy luzcan inexpresivos y artificales. Lindsay Lohan es uno de los casos más relevantes de cambio radical de aspecto, pero no es la única. Te mostramos más a continuación. ¿Qué cambio ta parece más increíble?

Créditos Getty, REX