Acacias 38: capítulo 243, ¿habrá reconocido Fabiana a Teresa?

Escrito por

La joven profesora de hospicio ha despertado los recelos de la anciana criada tras haber cruzado su mirada con ella. ¿Será cuestión de tiempo que descubra quién es?

Casi desde el principio sospechamos que Fabiana guarda la clave de todo el misterio que encierra 'Acacias 38', al menos en lo relativo a Cayetana y su verdadero origen. Aún estaba la mujer en la cárcel, acusada del asesinato de Manuela y de su propio esposo, cuando la que fuera su criada le comentara algo acerca del pasado, lo que Cayetana negó rotundamente. Poco tiempo tardamos en descubrir que todo tiene que ver con el incendio de los Sotelo Ruz, momento en el que aparentemente cambió la vida de dos niñas para siempre. Los recuerdos que Teresa va hilando poco a poco nos llevan a pensar que, tal y como afirma Mauro, Teresa no es en realidad una joven huérfana, sino la descendiente de una de las familias más poderosas del momento. Cayetana, por el contrario, sería tan solo la hija bastarda de una criada que supo meterse en la piel de otra persona y acabar convertida en una de las mujeres más influyentes del país.

Mientras Teresa continúa acercándose a la verdad en 'Acacias 38', doña Lourdes no ceja en su empeño de separar a su hija y a Víctor para siempre. Tal es la obstinación que ha puesto la mujer de don Ramón, que ha terminado logrando que María Luisa tenga una cita con un reputado arquitecto en La Deliciosa, con el único fin de que el hijo de Juliana vea con sus propios ojos que de verdad la ha perdido. Desde el principio se opuso la mujer a la relación de la joven con un hombre al que considera de alcurnia inferior, por lo que se atrevió a pagarle a una joven para que se hiciera pasar por amante de Víctor. Ahora tanto Trini como él están empeñados en desenmascarar a la señora, que por alguna extraña razón está enviando dinero a un hombre desconocido que vive en Quilmes, Argentina. Los dos están convencidos de que Lourdes oculta mucho más de lo que contó a su regreso a 'Acacias 38'. ¿Qué secreto estará guardando?