Acacias 38: capítulo 252, ¡la muerte vuelve a sacudir el barrio!

Escrito por

María Luisa y don Ramón habrán de enfrentarse al fallecimiento de doña Lourdes, que acabó perdiendo la vida a raíz del accidente que sufrió cuando pretendía escapar.

Ya está cada vez más claro que lo ocurrido a Lourdes cambiará las cosas en 'Acacias 38', pues ahora los Palacios tienen las puertas abiertas para volver a la vida que llevaban cuando la crían muerta. El propio Ramón le ha asegurado a Trini durante el lecho de muerte de su esposa que él estaba contando los días para que ambos pudieran estar de nuevo juntos, aunque ahora a la dependienta de la sastrería le toca hacer frente a más de un chismorreo. El caso es que será Celia la que haya de decirle que lo mejor es que no aparezca por casa de los Palacios, que no vaya al velatorio y mucho menos al entierro, pues sus actos, después de todo lo ocurrido, se podrían malinterpretar. En lo concerniente a María Luisa, por otro lado, también queda mucho que decir, pues la joven se ha negado a visitar a su madre en su lecho de muerte tras descubrir la verdadera razón de su desaparición.

Acacias 38: capítulo 252, ¡la muerte vuelve a sacudir el barrio!

Cayetana y Teresa, por otro lado, vuelven a estar frente a frente en 'Acacias 38', aunque por el momento la falsa señora Sotelo Ruz desconoce el alcance del peligro que la profesora de hospicio supone para ella. Tan solo Fabiana conoce la verdad, por lo que está intentando por todos los medios averiguar qué secretos esconde la recién llegada al barrio. Teresa, por su parte, está decidida a demostrar la verdad, por lo que ha terminado accediendo a la petición de Mauro de 'contratarlo' como investigador privado, sobre todo ahora que el inspector le ha prometido demostrar que solo ella es la verdadera Cayetana Sotelo Ruz. Por el momento la falsa señora sigue interpretando su papel de mujer poderosa, que ahora la lleva a enfrentarse con los Hidalgo por la novela que Leonor ha escrito sobre las criadas del altillo de 'Acacias 38'. ¿Podrá Leonor salvarse de las acusaciones?