Acacias 38: capítulo 305, ¿se celebrará la boda?

Escrito por

Humildad ha conseguido, finalmente, que Mauro acepte contraer matrimonio con ella, con lo que ya se ha puesto manos a la obra y así acelerar los preparativos.

Las cosas están a punto de cambiar en 'Acacias 38', al menos en lo que se refiere a la vida de Teresa, que va a dar un giro de 180º. La mujer acaba de enterarse de que Mauro, el hombre al que ama, se va a casar con su prometida, la que se ha quedado inválida tras sufrir un ataque al verlos a los dos besarse en un parque. Tan culpable se siente el inspector, que no ha podido hacer otra cosa que aceptar al fin los deseos de Humildad de contraer matrimonio con él, por lo que pronto pasará por el altar. De hecho, la celebración se producirá antes de lo que parece, pues Humildad ya ha acordado con el párroco que la boda tendrá lugar en 15 días, algo que Mauro descubrirá por casualidad. Esta información tiene a Teresa más triste que de costumbre, algo que Celia trata de aliviar sin conseguirlo (sabe que ha perdido al hombre que ama para siempre y solo le queda resignarse).

Trini, por su parte, sigue intentando descubrir lo que Ramón se trae entre manos en 'Acacias 38', llegando incluso a enfrentarse al socio de su esposo y tratar de saber la verdad así de una vez por todas. Una situación muy diferente a la que están viviendo Juliana y Leandro, que continúan separados a pesar de todo lo que está ocurriendo. El sastre ya no piensa seguir soportando el chantaje de su madre, Susana, a la que está quitando la atención que siempre le ha prestado hasta que no pase por aceptar a Víctor, su hijo recién descubierto. Por otro lado tenemos a los Hidalgo, que al fin tienen servicio de nuevo gracias a que han contratado otra vez a Casilda en 'Acacias 38'. Pablo y Leonor han estado tratando de convencer a Rosina de que la criada volviese hasta que han terminado por darle un ultimátum que la viuda se ha visto obligada a aceptar. ¿Logrará Casilda que Rosina la perdone?