Adán y Eva segunda temporada: Pablo abandona a Merche e Irune y decide irse solo

Escrito por

Tras una agitada convivencia y con dos Evas para elegir, Pablo ha decidido irse solo del paraíso y dejar a Irune y Merche compuestas y sin novio. ¿Te lo has perdido?

Irune y José Gabriel (aunque se hace llamar Hugo) son los primeros en llegar al paraíso. Ella es una chica ardiente que se define como una ‘Rambo’ en femenino y él es un joven con muchos tics y manías que se considera muy inteligente e hiperactivo. En su primer encuentro, los jóvenes han podido compartir su afición por los tatuajes, aunque a ella le hubiera gustado que también se le diera bien el baile. Pero si se pensaban que iban a estar a solas en esta aventura lo tienen claro, pues Merche llega dispuesta a dar caña en Adán y Eva como os avanzamos en melty. Nada más conocerse las chicas han dejado constancia de que no se iban a llevar bien, pues las chispas han saltado desde el minuto uno. Merche opina que los tatuajes no son femeninos mientras que Irune piensa que la nueva Eva es una choni. ¡Tiembla el paraíso!

La primera cita a solas entre Hugo y Merche ha estado protagonizada por una gran cobra de él hacia ella. Todo parecía ir bien hasta que el chico ha decidido esquivar un beso por parte de la joven. Tras una agradable velada a la luz de la luna, la isla ha recibido la llegada de Pablo, quien ha impresionado a las chicas más que Hristo semanas atrás en Adán y Eva no solo por su físico y personalidad, sino porque ¡ha llegado al paraíso con una cabra! En su primera cita con las participantes, Pablo ha sido testigo de la rivalidad que existe entre las jóvenes. Tras un juego de habilidad, Irune se ha proclamado ganadora y tiene el poder de expulsar a uno de sus compañeros, aunque la eliminación vendrá acompañada de un premio. Lo cierto es que nadie se esperaba lo que iba a ocurrir horas después. ¡Sigue leyendo!

A la mañana siguiente Irune hace uso de su premio y decide expulsar a Merche y le hace entrega de un mensaje que le ha dejado la organización del programa. La joven abandona la isla y, una vez en la barca, descubre que tiene un privilegio que Irune desconocía. El momento de la elección final en Adán y Eva ha llegado e Irune decide apostar por la naturalidad de Pablo. Pero la fase final del programa, en la que los finalistas se ven las caras ya con ropa, guardaba una sorpresa. Merche tiene opciones en la decisión final (esto es lo que contenía el mensaje), ¡que ahora está en manos de Pablo! La cara de Irune lo decía todo, pues no ha recibido con ninguna alegría la llegada de su contrincante pero no han tenido más motivos para pelear, pues Pablo ha decidido irse solo, para sorpresa de todos. Y es que al parecer ninguna de las chicas le ha convencido. ¿Crees que ha sido correcta la decisión de Pablo?