Agents of SHIELD temporada 3: episodio 18, la cita más esperada de la serie

Escrito por

La temporada 3 de Agents of SHIELD se vuelve loca con un episodio en el que por fin llega una cita que los televidentes llevaban mucho tiempo esperando mientras Hive sigue formando su ejercito de Inhumanos.

La cancelación de la película de Los Inhumanos no afectará a la temporada 3 de Agents of SHIELD, ya que la historia de estos súper humanos de poderes alienígenas está más caliente que nunca a pocos episodios del final. Anoche disfrutamos de lo lindo con The Singularity, un capítulo en el que por fin veíamos a Simmons y Fitz teniendo una cita formal (en la peor de las circunstancias) y en el que Hive sigue reuniendo a un ejercito para cambiar el curso de la humanidad a su antojo. Como era de esperar, Coulson intenta recuperar a Daisy pidiendo ayuda a un científico llamado Holden Radcliffe, interpretado por John Hannah, para que extraiga el parásito de la agente que el director considera como a lo más cercano que ha tenido a una hija. La misión se complica y el alien que se ha apoderado del cuerpo y recuerdos de Ward acaba reclutando a Alisha, la mujer que cuenta con la capacidad de multiplicarse a sí misma y a James, el australiano que vive en una chabola y que acaba eclosionando como inhumano después de que Daisy le exponga a las Nieblas Terrígenas.

Después de la inesperada traición que vimos en el episodio 17 de Agents of SHIELD, parecía que el equipo de Coulson no podía caer en una mayor desventaja. Pero Hive no solo consiguió anoche a dos nuevos aliados en su equipo con poderes muy interesantes, sino que ha secuestrado a Radcliffe y se ha hecho con un misterioso artefacto que, según afirma el propio villano, es lo único que puede derrotarle. Este capítulo nos ha dejado varias escenas para el recuerdo, como el momento en el que Fitz y Simmons deciden llevar su relación a algo más carnal o cuando Coulson salva a May y a sí mismo con un escudo que nos ha recordado mucho al que utiliza su gran amigo el Capitán América. Pero uno de los puntos más relevantes de The Singularity nos ha dejado algo fríos, ya que el jefe de los Agents of SHIELD acaba eliminando a Hydra de forma telemática con ayuda de varios ejércitos y sin necesidad de moverse de su oficina. Un final demasiado abrupto para una organización criminal que ha sido la pesadilla de SHIELD durante todos sus años de actividad, pero ahora que Hive y su equipo cuentan con su propia ciudad, será interesante ver cómo estalla una guerra de dimensiones siderales. ¿Crees que necesitarán la ayuda de Los Vengadores?