Águila Roja: capítulo 105, ¡la vida de Gonzalo corre peligro! (REVIEW)

Escrito por

La verdad sale a la luz a pasos agigantados mientras el Rey, Felipe IV, urde sus propias tramas para protegerse. ¿Es él el culpable de la muerte de Laura de Montalvo?

A pesar de que el capítulo 105 de 'Águila Roja' ha comenzado con la inesperada muerte de Irene, no ha sido ésta la única sorpresa de la noche. A la joven la hemos visto entregarse a la pasión con su esposo, ante la atenta mirada de la Marquesa de Santillana, para poco tiempo después descubrir que Hernán es su hermano. Una y otra vez su mente se ha llenado de recuerdos con el Comisario, en los que además de sus encuentros sexuales aparecía la boda de ambos auspiciada por el Cardenal Mendoza. Éste ha sido el otro al que la culpa ha hecho mella, pues se sabe responsable de haber orquestado el enlace entre los dos hermanos. Ver a la joven muerta, a la que quería mucho por haberse hecho cargo de ella, ha sido demasiado para él, que ha caído rendido ante el cuerpo sin vida de Irene. La situación ha provocado que Gonzalo acabe descubriendo, por boca de Hernán, que Irene también era su hermana.

Águila Roja: capítulo 105, ¡la vida de Gonzalo corre peligro! (REVIEW)

La muerte de Irene ha hecho que la furia se vuelva a cebar con Gonzalo en 'Águila Roja', aunque el héroe ya ha comenzado su particular venganza. Está convencido de que podrá acabar con todos los que firmaron la sentencia de su madre y la confinaron el resto de sus días por haber mantenido una relación con el Rey, algo que no piensa perdonar. El problema es que Gonzalo está a punto de provocar una desgracia, ya que han sido las dueñas del nuevo prostíbulo las acusadas del asesinato de uno de los hombres cuya vida ha zanjado 'Águila Roja'. Sátur no deja de intentar hacer entrar en razón a su amo, pero todo es inútil, motivo por el que trató de acudir a Felipe IV para que éste recuperase la relación con su hijo. No sospechaba el escudero que estaba poniendo en peligro a su amo, y es que el Rey ya ha encontrado la manera de vigilar a Gonzalo para acabar con su vida si trata de llegar hasta él. ¿Estará Felipe IV guardando aún más secretos?