Águila Roja temporada 8: ¿Cuáles han sido los aciertos?

Escrito por

Dos cosas han marcado la octava temporada de la ficción: la 'no' boda de Margarita y Gonzalo y la muerte de Catalina, ¿cuál ha sido el fallo y cuál el acierto?

El final de Águila Roja ha sido tan desconcertante que nos ha creado una extraña sensación de que no ha tenido un verdadero punto, o al menos eso sentimos al ver a Margarita a caballo, perdida en la inmensidad de una España a la que no reconocemos. Se aventuraba la salida de Inma Cuesta de la serie de Televisión Española, con el consiguiente abandono de su personaje, pero mientras todos soñábamos con una boda muy esperada nos hemos quedado con una sensación amarga en los labios. Su noche de pasión fue un acierto, no convertirlos en marido y mujer, el mayor de los errores.

La salida de Pepa Aniorte de la serie, por otro lado, con la consiguiente muerte de Catalina en 'Águila Roja', fue un duro golpe para los espectadores, que no acababan de creerse el fatal e inesperado desenlace para la doncella de la Marquesa de Santillana. Eso sí, la llegada de Neus a la ficción, en el papel de una mujer de su época, recta pero con unas inclinaciones sexuales que se castigaban duramente durante reinado de Felipe IV, ha sido todo un soplo de aire fresco. Gran actriz, gran fichaje y gran personaje éste que con Lucrecia logra un tándem único que, seguro, nos seguirá enamorando.

Dejando a un lado a los protagonistas de 'Águila Roja', queda claro que también los hijos de Lucrecia y Gonzalo, Alonso y Nuño, enlazados por Irene, han conseguido que sus tramas capten gran expectación. Las relaciones de padres, hijos y amor prohibido siguen siendo la marca de la casa de la serie, una de las mejores ofertas que pueden dar en el 'prime time' y que hace al público engancharse a la pequeña pantalla. Las promesas de una nueva temporada siguen acercándonos a ese final con el que todos soñamos desde el primer día. ¿Conseguirá el 'Águila Roja' cumplir su misión?