Android Lollipop: ¿Por qué no se actualiza mi teléfono?

Escrito por

Varios son los motivos que explican que nuestro teléfono aún no tenga la esperada actualización del sistema operativo Android L : quizás sea culpa de la operadora, quizás nuestro modelo aún no es compatible o, desgraciadamente, el teléfono se ha quedado obsoleto.

Está claro que cada lanzamiento de un nuevo sistema operativo, tanto para ordenadores como para teléfonos, es esperado con gran expectación y, salvando las distancias, casi casi como el lanzamiento de un nuevo dispositivo. Debido a que la nueva configuración y diseño modifica por completo la funcionalidad de nuestro teléfono, no es de extrañar que meses antes de su lanzamiento estemos deseosos de saber qué nuevas características traerá y cuándo podremos usarlo. A la hora de hablar de sistemas operativos de teléfonos dos son los reyes : iOS y Android. En melty.es hemos pensado en los usuarios de Android Lollipop, un sistema con importantes diferencias con respecto a su máximo rival, el iOS 8 de Apple, y por eso te contamos los principales motivos por los que tu teléfono aún no cuenta con dicha actualización.

En primer lugar, hay que dejar muy claro (por si aún queda alguien que no lo sepa) que los teléfonos que hayan sido rooteados o modificados con una ROM no serán actualizados automáticamente tal y como ocurriría con un teléfono cuyo software no ha sido modificado. Para corregir esto, hay que restaurar por defecto la ROM (o bien hacer una restauración de fábrica del teléfono) y esperar a la actualización de la OTA (Over The Air). Esta actualización depende de cada fabricante y, atención, este es otro punto a tener en cuenta : por mucho que los medios online aseguren que Google ya ha publicado la actualización del sistema operativo, el aterrizaje e instalación de Android L en nuestro dispositivo dependerá en última instancia de que el fabricante de hardware (Samsung, Motorola, HTC, Sony…) la haya incorporado o no a sus teléfonos.

A este detalle hay que tener en cuenta que, si el teléfono que tenemos no está liberado, la actualización dependerá también de los plazos que siga la operadora que tenemos contratada : Movistar, Yoigo, Orange, Vodafone… todas funcionan con tiempos distintos y son en última instancia las encargadas de dar luz verde a la actualización del sistema operativo en los dispositivos contratados por sus clientes. Por último hay que tener en cuenta un factor decisivo : hay una cola de actualización. Si en melty.es informamos hace exactamente un mes del lanzamiento de Android L para el Samsung Galaxy S5, hay que tener en cuenta que es posible que ese mismo día de lanzamiento no fuese el día en el que los usuarios recibieron el nuevo sistema operativo. Es técnicamente imposible que Google pueda sumministrar al mismo tiempo el nuevo Android en todos los teléfonos. Y, para terminar, obviamente, si nuestro terminal es demasiado antiguo (palabra que en el caso de las desarrolladoras no es sinónimo de viejo, sino de desfasado) habrá que ir pensando en comprar uno nuevo, ya que la actualización no será compatible. ¿Prefieres Android a iOS?