Angelina Jolie y Brad Pitt: otra violación de su intimidad desata la polémica

Escrito por

Angelina y Jolie han sido cazados en lo que parece ser una discusión mantenida en el balcón de un hotel en Sidney, poniendo de nuevo en evidencia el acoso mediático que sufre la pareja.

Existen dos personalidades diametralmente opuestas de Angelina Jolie y Brad Pitt en lo referente a su comportamiento con los medios de comunicación : cuando se trata de atender una entrevista o de promocionar sus trabajos en el mundo del cine, el matrimonio se muestra afable y comunicativo. En cambio, en lo referente a la prensa del corazón, el mutismo de la pareja más famosa de Hollywood es absoluto salvo en contadas ocasiones como cuando recientemente Brad Pitt declaró que el matrimonio había cambiado su relación. Y en melty.es no les culpamos. Sabiendo lo cruel y despiadados que pueden llegar a ser ciertos medios de comunicación especializados en el mundo rosa, el matrimonio ejercita la tolerancia cero hacia ellos. Por desgracia, como acaba de ocurrir en Australia, a veces ni siquiera es necesario que se presten a dar declaraciones a las revistas sensacionalistas : ya son ellas las que se encargan de cazarles con un buen teleobjetivo fotográfico.

Por un lado, es comprensible que cualquier información sobre la pareja resulta extremadamente atractiva. Tras destacar por separado en la industria del cine con numerosos papeles muy populares, Angelina Jolie y Brad Pitt formaron una vida en común, se casaron en secreto y ahora se encuentran ultimando los preparativos de la nueva película en la que aparecerán juntos tras protagonizar Sr. y Sra. Smith, el filme donde surgió la llama. Se da la circunstancia de que dicha nueva película, titulada By the sea, está dirigida por la propia Jolie, quien da órdenes a su marido. Todo es demasiado jugoso para la prensa del corazón.

Y, a pesar de ello, la justificación para violar de semejante manera la privacidad de dos personas que, supuestamente, discuten en el balcón de un hotel en Sidney es inexistente. Puede que discutan, puede que solo hablen airadamente. Puede que incluso estén riéndose de todos nosotros y que todo se reduzca al ensayo de una airada escena de By te sea (ficción donde ya sabemos que las cosas no marcharán del todo bien para el matrimonio). Sea como sea, algo chirría cuando leemos en medios de toda índole que esta escena australiana supone un “escándalo internacional” o, en los más sensacionalistas, que Brad Pitt está dispuesto a abandonar a Jolie. Lo realmente noticioso fuese que existiese un matrimonio (o pareja) en el que no hubiese nunca discusiones. Noticioso e imposible. ¿Crees que Angelina Jolie y Brad Pitt aguantan demasiados excesos por parte de la prensa?