Arrow temporada 4: episodio 19, el legado mancillado de Laurel

Escrito por

Por fin nos hemos quitado de encima el disgusto del episodio 19 de la temporada 4 de Arrow con una historia en la que hemos visto mancillar el legado de Laurel Lance.

El episodio 19 de la temporada 4 de Arrow se ha hecho esperar un mes a pesar de todas las dudas que planteó el anterior episodio de la serie. Estaba claro que la muerte de Laurel iba a tener sus consecuencias, pero no esperábamos que en Canary Cry veríamos a una impostora que se haría pasar por la heroína del antifaz negro para acabar con la alcaldesa de Starling City. En este capítulo, Oliver Queen llega siempre a tiempo para evitar mayores desastres, por lo que impide que Diggle acabe con la vida de la mujer de Damien Darhk y también logra detener los vengativos planes de la chica que se hace pasar por Canario Negro. Han sido más de 40 minutos de buenas interpretaciones de los protagonistas, sobre todo en momentos realmente trágicos como cuando el capitán Lance es consciente de que no hay ninguna posibilidad de devolver a su hija a la vida. Pero a pesar de las escenas de flashbacks y el homenaje que le realiza la serie al personaje interpretado por Katie Cassidy, es precisamente la secuencia del funeral la que nos deja con peor sabor de boca.

Arrow temporada 4: episodio 19, el legado mancillado de Laurel - photo
Arrow temporada 4: episodio 19, el legado mancillado de Laurel - photo

A la temporada 4 de Arrow le espera un mayo loco por la misión que se ha auto impuesto Oliver Queen de acabar con Damien Darhk. La escena en la que el justiciero de Starling City se prometía que acabaría con el asesino de Laurel Lance ya la conocíamos por los preludios que visionamos en los anteriores capítulos, pero contrasta mucho el discurso optimista del superhéroe recordando el legado de su amiga en el entierro con unas escenas de pura rabia en las que él y Felicity planean acabar de una vez por todas con el tirano interpretado por Neal McDonough. Es obvio que ambas secuencias fueron grabadas en etapas diferentes, pero ese error de racord en la emoción de los protagonistas rompe por completo la sintonía que había marcado Canary Cry a lo largo de todo el capítulo. Nos quedamos con el recuerdo de una de las mujeres más importantes en la vida de Arrow y una súper heroína que tomó el testigo de su hermana cuando su ciudad más lo necesitaba. ¿Crees que la vas a echar de menos?