Atentado Boston: tres estudiantes detenidos

Escrito por

La policía detiene a tres jóvenes estudiantes por el atentado de Boston. Dos de ellos son kazajos y el tercero estadounidense, y han sido acusados de hacer desaparecer pruebas.

Tres jóvenes estudiantes han sido detenidos y acusados de obstrucción a la justicia y testimonio falso en relación al atentado de Boston del 15 abril, que dejó tres muertos y más de 200 heridos. Los imputados son Azamat Tazhayakov, Dias Kadyrbayev (ciudadanos de Kazajistán) y Robel Phillipos (de nacionalidad estadounidense), todos de 19 años y solo el primero seguía siendo compañero de estudios del acusado del atentado, Dzhokhar Tsarnaev. «Tres sospechosos adicionales en custodia en el caso del atentado en el maratón. Seguirán más detalles», publicó la Policía de Boston en su cuenta oficial de Twitter, el medio que ha usado para informar a la población desde el ataque. El citado medio de seguridad del estado indicó, además, que los tres jóvenes no representan una amenaza para la ciudadanía. Kadyrbayev fue expulsado de la Universidad de Dormouth y Phillipos abandonó el curso. Los tres comparecieron ayer por la tarde (1 de mayo) ante un juez federal, que les negó la libertad bajo fianza al considerar que se corría un gran riesgo de que se fugaran para evitar la ley.

Unos días después del atentado, cuando el FBI publicó las fotos de dos sospechosos, los amigos de Dzohakhar Tsarnaev creyeron reconocerle y le mandaron varios mensajes de texto al telefono móvil, a los que este respondió: "LOL" (un acrónimo utilizado para simular risa alta y fuerte). Ante la insistencia, Tsarnaev les dijo que podían ir a su habitación y llevarse lo que quisieran. Y así lo hicieron. En el piso del acusado principal los jóvenes encontraron fuegos artificiales a los que se les había sacado la pólvora. Fue entonces cuando Tazhayakov se dio cuenta de que su amigo estaba implicado en el atentado. A la mañana siguiente, los dos kazajos decidieron tirar a la basura la mochila, los cartuchos de fuegos artificiales y el ordenador portátil de Tsarnaev. Según su declaración, lo hicieron para que su amigo no tuviera problemas con la policía. Phillipos es quien está acusado de mentir al FBI sobre haber estado en el cuarto de Tsarnaev y se enfrenta a ocho años de condena y 250.000 dólares. Los kazajos han sido inculpados de obstrucción a la justicia y podrían ser condenados a cinco años de prisión y la misma multa que Phillipos.