Barça-Madrid: las polémicas de los Clásicos (Top 5)

Escrito por

El clásico se acerca. El próximo sábado 26 de octubre podremos disfrutar de un Barça - Real Madrid en todo su esplendor. Qué mejor que un top 5 de los momentos más controvertidos para ir abriendo boca. En melty repasamos las anécdotas más polémicas de los clásicos de la última década.

Ante el siguiente encuentro del Barça-Madrid el próximo sábado 26, la emoción del Clásico vuelve. Y es que la rivalidad entre el Barcelona y el Real Madrid es ya un hecho histórico. Desde un empujón de CR7 a Guardiola por retener el balón, a un pasillo ejemplar entre jugadores de ambos equipos. Puede haber malos y buenos momentos, pero sin duda los que más guardamos en nuestra memoria son de más polémica. En melty.es hemos rescatado cinco de los momentos más memorables que nos han dejado los Clásicos a lo largo de esta última década. La polémica está servida.

5. Discusión en Twitter entre Piqué y Arbeloa

¿Cine o teatro ? Este es el caso más reciente que reafirma que Barça y Madrid son enemigos irreconciliables. El jugador del Barcelona, Gerard Piqué, publicó en su Twitter un comentario haciendo alusión al partido que el Real Madrid y Elche acababan de disputar, en el que el árbitro señaló un penalti discutido a favor de los blancos.

A lo que el jugador del Real Madrid, David Arbeloa contestó:

Todo muy sutil y discreto, aunque con la acidez suficiente para provocar un revuelo en las redes sociales y los medios de comunicación, que se hicieron eco de la disputa entre jugadores.

4. Las ruedas de prensa entre Mourinho y Guardiola

Los desquites entre los antiguos técnicos del Madrid y el Barça y sus ataques más o menos directos, correspondían a la expectación que genera un Clásico. Después del partido las aguas no se calmaban, y aunque Guardiola siempre ha demostrado mayor temple ante el carácter incendiario del portugués, ambos avivaban el fuego de la controversia. Mourinho llamando al segundo entrenador del Barça “Pito Vilanova” o preguntándose por qué el Barça conseguía ganar todos los partidos, dudando si tendrá algo que ver sus patrocinadores : “¿Es Unicef ? ¿Qatar Foundation ? ¿Por qué?”. Son momentos que hacen de los clásicos un hecho inesperado y más o menos digno de recordar. Como prueba de ello, el vídeo de una parodia musical emitida por Antena 3 del momento más retórico de Mou.

3. El arbitraje : Real Madrid – Elche, Barça – Sevilla (y Mourinho en el parking esperando a Teixeira)

Los errores arbitrales durante el encuentro Real Madrid - Elche, arbitrado por el colegiado Muñíz Fernández, terminaron por otorgar un marcador favorable al Real Madrid con una pena máxima (inexistente) lanzada por Cristiano Ronaldo y consiguiendo el 1-2 que les garantizaba la victoria. Sandro Rosell no demoró en declarar : “No me lo creo” como única reacción al arbitraje favorable al Real Madrid. Como ya te contamos en melty, en una reciente entrevista al presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, volvió a sacarse el tema del arbitraje del partido entre el conjunto blanco y el Elche. Florentino se limitó a contestar a esas afirmaciones alegando que cuando sucedió un caso parecido en un partido contra el Sevilla (apenas dos semanas antes) “no se dijo nada”. Y es que en dicho encuentro, Muñíz Fernández le anuló un gol en regla al sevillista Juan Cala. El tema del arbitraje siempre ha sido un tema de debate en los clásicos. Si no, que se lo digan a Mourinho esperando a Fernando Teixeira tras el encuentro en el campo azulgrana a la vuelta de los cuartos de final de la Copa del Rey del año pasado : "Artista, jodes a los que trabajan. No respetas a los profesionales serios. Ahora te vas a fumar un puro y te reirás sinvergüenza", le espetó al colegiado.

2. El primer partido de Figo en el Camp Nou como jugador blanco

Este lunes hizo exactamente 13 años del estreno de Figo como jugador del Real Madrid en el Camp Nou, uno de los momentos que pasarán a la historia de los Clásicos. Nos situamos : Liga 2000/2001, Florentino Pérez tenía guardado un as en la manga llamado Luis Figo para favorecer su elección como presidente del equipo merengue. Una vez conseguido su objetivo, cumple con su promesa y ficha al portugués, que en esa época era jugador del Barça. Si la rivalidad entre ambos equipos es bien sabida por todos, es imaginable el grado de malestar que generó el que Figo cambiase el azulgrana por el blanco. El partido en el Camp Nou se vio accidentado por los incontables objetos arrojados al terreno de juego y la pitada de la grada del Barça al que había sido uno de sus jugadores estrella. En especial, se destaca la imagen de una cabeza de cochinillo, lanzada a escasos metros del jugador, que estaba a punto de lanzar un córner. A Figo le pudo la presión de los aficionados e incluso la de sus propios compañeros, ya que aquella noche también fue memorable por el seguimiento (siempre limpio) de Puyol al antiguo jugador blaugrana por todo el campo, incluso cuando era el Barça quien poseía el balón. Figo abandonó el estadio escoltado por agentes de la unidad antidisturbios de los Mossos d’Esquadra.

1. El dedo de Mourinho en el ojo de Tito Vilanova

¿Qué sería de la palabra polémica sin José Mourinho como baluarte de la misma ? El antiguo entrenador del Real Madrid y actual técnico del Chelsea, protagonizó uno de los momentos más sórdidos del fútbol español. Una discusión al finalizar el partido de vuelta de la Super Copa de 2011 (bastante caldeado y con marcador desfavorable para el Madrid) desencadenó en que Mourinho le metiese un dedo en el ojo a Tito Vilanova, que por aquella época era el ayudante de Pep Guardiola, quien respondió con un empujón. El ambiente antideportivo que se respiraba durante gran parte del evento, acabó explotando en una trifulca entre jugadores y técnicos.

Mención honorífica : ‘The observer’

Más que polémica, es una consecuencia anecdótica de este último desastroso episodio, ya que sacó a relucir la figura de Francesc Satorra, el responsable del túnel de vestuarios del Camp Nou. Satorra se ganó sin mucho esfuerzo el apodo de ‘The Observer’ ya que contempló toda la escena con una pasividad pasmosa, incluyendo los momentos en los que la tensión hacía que la situación estuviese fuera de control. Tanto es así que acabó propagándose por las redes la fotografía del momento 'dedo en el ojo' con Satorra de fondo, entre Mourinho y Vilanova, observándolo todo con cara de póker.