Bones temporada 11: capítulo 14 ¡Hodgins descarga su ira sobre Angela por culpa de Sebastian!

Escrito por

La serie de Fox continúa adelante y encara ya los últimos episodios de la temporada con nuevos detalles sobre el romance de Jessica y Aubrey, Brennan, Booth y el maltrecho matrimonio de Hodgins y Angela.

El episodio de Bones temporada 11 de este jueves nos dejó una mezcla de momentos cómicos y dramáticos, especialmente esta segunda sensación nos viene por la situación que están pasando de Hodgins y Angela. Su matrimonio parece estar rompiéndose mucho más rápido de lo esperado y los malos tiempos que augurábamos podrían desembocar en una ruptura definitiva, más pronto que tarde. Por lo que respecta a Brennan y Booth, en el capítulo 14 de Bones titulado The last shot at a second chance, se decidan a hacer lo que mejor saben: trabajar en equipo. No podemos olvidarnos de Aubrey y Jessica, quienes continúan teniendo una relación incómoda y tierna a la vez. Pero volviendo a Hodgins y Angela, la mala actitud de Jack está alejando cada vez más a Angela queien avanza por la vida con la cabeza gacha tras la difícil situación que le está tocando vivir. El principal conflicto llegará cuando Angela se quede dormida en el escritorio y comience a soñar.

La investigadores del Jeffersonian vivirá un sueño con Sebastian de protagonista y mencionará su nombre mientras duerme en presencia de Jack. Tras escuchar entre balbuceos el nombre de Sebastian, Hodgins decidirá marcharse de casa para dejar espacio a Angela y para pensar lo que más le conviene. Por lo que respecta a la investigación, el equipo se enfrentará a la desaparición de Lola Marshall, una ex vendedora de crack de 32 años de la que comienzan a descubrir sus antecedentes y relacionarse con su entorno. La primera de ellas es Kalani, su distanciada hija, y el segundo Kenny Johnson, el antiguo proveedor de droga y viejo conocido de Booth. Aubrey llega a plantearse que Booth está demasiado ligado personalmente a la situación cuando este defiende la inocencia de Kenny. Además de esto, Brennan se ocupa de su audiencia ante el FBI por atacar a un sospechoso desarmado en un interrogatorio, visto en un episodio anterior de Bones. Acaba siendo puesta en libertad condicional y Booth es el encargado de mantenerla a raya. El romance entre Aubrey y Jessica sigue adelante y lo seguiremos de cerca en Bones temporada 11.