Breaking Bad: las razones del éxito

Escrito por

Esta noche nos despediremos definitivamente de Breaking Bad con la retransmisión del último episodio de las aventuras de Walter White en AMC. La redacción de melty.es analiza las claves del éxito del guión que se llevó el premio a la mejor serie dramática en los Emmy Awards 2013.

La serie cuenta con la actuación de grandes actores, algunos ya muy conocidos, como Bryan Cranston (Walter), famoso por su rol en Malcolm, u otros cuyas prestaciones en Breaking Bad les abrirán muchas puertas, como Aaron Paul (Jesse). Pero de poco sirve disponer de grandes actores si los personajes creados por los guionistas no están a la altura de sus intérpretes. La figura de Walter White, más solo que nunca en el final de la temporada 5 de Breaking Bad, y su evolución a lo largo de los episodios son espectaculares. Cuanto más malvado es, más queremos al personaje. El ex-profesor de química se convierte en un peligroso criminal que no duda en cometer las peores atrocidades para proteger sus propios intereses. Entre los personajes más entrañables de la serie también están Jesse y Hank, e incluso personajes secundarios que solo tienen apariciones puntuales como Tuco, Gus Frings, Skinny Pete o Mike dan la talla. Cada uno de ellos tiene un 'lado oscuro' que descubriremos a lo largo de los episodios. Skyler por ejemplo, es una madre ejemplar, pero no duda en mentir compulsivamente cuando la situación lo requiere. Las relaciones humanas entre todos estos protagonistas son unas de las principales claves del éxito de la serie; se mienten, se enfadan, se pelean y se reconcilian permanentemente.

La verdad es que la historia de Breaking Bad no es precisamente original y no es la primera serie en la que vemos como un padre o una madre se transforma en peso pesado de la droga. En Weeds por ejemplo, la madre de la familia se convirtió en una de las principales productoras de marihuana de California. La diferencia la marca el ritmo de la serie, que es bastante lento, lo que provoca mucho suspense, pero cualquier situación puede cambiar cuando menos lo esperamos, con la muerte de algún personaje o un acontecimiento trágico que cambiará el transcurso de la trama. Los primeros episodios nos dejaron muchas escenas de risa, con Walter y Jesse como protagonistas, pero en cuanto avanzó la intriga y los socios subieron escalones en el negocio de las drogas, las escenas violentas y dramáticas se hicieron cada vez más frecuentes. Cuando nuestros héroes parecían haberse librado de una situación complicada, nuevos problemas aparecían. Os recomendamos que volváis a ver la serie desde el principio, os daréis cuenta que muchos detalles se os escaparon la primera vez. Contrariamente a muchas series, la calidad de los episodios va aumentando temporada tras temporada, conforme Hank se va acercando a Heinseberg, que podría morir en el último episodio de la temporada 5 de Breaking Bad, y aumenta la intensidad y la tensión entre los personajes.