Castle temporada 8: ¡Lo mejor y lo peor del final de Castle y Beckett!

Escrito por

Hace casi una semana que Castle puso punto final y con la perspectiva que da el tiempo, queremos analizar qué fue lo mejor y qué lo peor del desenlace de la serie.

[Este artículo puede contener spoilers]. Parece mentira que ya no vayamos a volver a ver en pantalla un nuevo caso de Castle y Beckett. Tras ocho años resolviendo crímenes juntos, teníamos claro que en algún momento llegaría el final, pero todo ha sido tan precipitado que no nos ha dado tiempo a asimilarlo. Sin embargo, la realidad es que este lunes no habrá un nuevo asesinato para Caskett y queremos analizar la despedida de Castle y Beckett marcada por la muerte y la tensión, lo mejor y lo peor que nos dejó el episodio final. Sin duda, en la balanza, en general gana la parte positiva, ya que han logrado resolver la trama trasversal que tenía tanto peso en la temporada: LokSat. Además, el giro final hizo que fuera aún mejor de lo que esperábamos. ¡Punto a su favor! Lograron mantener la tensión, aunque la aparición de Mason Woods nos pilló un poco por sorpresa y a priori no encajaba, las piezas luego formaron el puzzle perfecto.

Cuando nos paramos a analizar si el final de Castle y Beckett había sido decepcionante, nuestra conclusión fue que en líneas generales no. Tuvimos nuestra dosis de romance, de palabras bonitas entre los dos protagonistas, de instantes dramáticos, de heroísmo... y como era de esperar en una serie de estas características, un final feliz. Sin embargo, también hay algunas cosas que nos gustaría remarcar entre los detalles negativos del final. Por un lado, demasiado corta esa conclusión de Castle y Beckett tras tantos años, como ya te comentamos. Poco tiempo para la despedida del resto de personajes, en menos de un minuto decimos adiós a Lannie, Espo, Ryan, Alexis, Martha... No estamos hablando de un final pomposo para Castle, pero al menos un poquito más... el capítulo tiene una duración similar al resto de episodios habituales, quizás podrían haberse extendido en el adiós. Además, nos habría gustado contar con algún guiño más a otros momentos de la ficción, que hubiera sido más elaborada la despedida. Es cierto que los productores debieron crearla sin saber realmente si la serie iba a terminar o no, y quizás este hecho haya provocado menos intensidad de la que esperábamos. Si ponemos todos los puntos positivos y negativos en paralelo veríamos una victoria de lo bueno, pero le falto un poco más para ser redondo. ¿Estás de acuerdo?