Cesc Gay: "Me aburren mucho las persecuciones de coches, es algo que ya he visto y sé cómo acaba" (Entrevista)

Escrito por

El director de la película triunfadora en los últimos Goya presentó 'Truman' en París acompañado de Javier Cámara y Ricardo Darín. Melty estuvo presente y pudo entrevistar al galardonado Cesc Gay. ¡Sigue leyendo!

París ha tenido la fortuna de disfrutar de una gran muestra de cine español ofrecido por el Different! 9, el festival de la capital francesa que a finales de junio se ha dado cita por noveno año consecutivo con verdaderas figuras del séptimo arte del panorama español. Entre ellas, Icíar Bollaín, Julio Medem, Ricardo Darín, Álex de la Iglesia o Javier Cámara, con quien también tuvimos el gusto de hablar personalmente sobre ‘Truman’ y su carrera y sus próximos proyectos. La gran cabeza visible de ‘Truman’, Cesc Gay, se ha consagrado gracias a películas como ‘Krámpack’ (2000), ‘En la ciudad’ (2003), Ficción (2006) o ‘Una pistola en cada mano’ (2012), en la que también contaba con Javier Cámara y Ricardo Darín, que se enfrentan de nuevo en ‘Truman’; una historia trágica en la que no faltan los momentos de humor para narrar los duros enfrentamientos que suponen encarar el último viaje. En el paso de Cesc Gay por la presentación de su película –muy aplaudida- en el Majestic Passy de París, pudimos hablar con el director catalán y esto fue lo que nos contó:

melty: Truman, ¿por qué ese nombre?

C.G.: Viene de Truman Capote, el escritor. Estaba metido como algo que le gustaba mucho al personaje de Ricardo. De hecho, sale en la película en un par de imágenes en su casa una foto de Capote. De ahí, empezamos a llamar al perro así, cosas que quedan. Y luego todo eso ya se fue quitando. Hay muchas cosas que luego vienes como los jardineros, que van podando y vas quitando. Y el nombre se quedó ahí.

melty: ¿Fue difícil rodar con él?

C.G.: No, pero son ‘pesaos’. Quieras que no, los animales son pesados. Tienes que tener mucha paciencia. Pero este era un trozo de pan: un perro bueno y tranquilo, muy mayor ya. Paciencia.

melty: ¿Cómo surgió la idea para rodar la película?

C.G.: Pues empecé a escribir en una especie de diario personal, acompañando a alguien muy cercano en un tránsito desgraciadamente como cuenta la película. De ahí hice una especie de diario, que se transformó en una idea de película hasta que de algún modo encontré la forma de contarla a través de la amistad, que es lo que acabé haciendo. Y sobre todo cómo afecta a los demás, que es lo que a mí más me interesaba.

melty: ¿Cuál es la magia de lo cotidiano?

C.G.: Entraña una empatía, una relación con el espectador. Tiene parámetros muy claros; lo cotidiano es lo que todos vivimos. Es cercana, genera una intimidad muy fuerte con el espectador, porque no son zombis. A veces también pienso que forma parte de mi falta de capacidad para imaginar otras cosas. Siempre acabo escribiendo sobre gente cercana como yo, como tu. Es un cine sencillo, es un cine más barato de hacer. No es fácil producir películas como las mías. Ahora es más fácil pero cuando empecé… Son películas que no son fáciles de encontrar dinero. Y bueno, encuentras el equilibrio entre lo que tienes y lo que quieres contar.

melty: ¿Qué tiene más peso en la película, la muerte o la amistad?

C.G.: La muerte. Es de lo que va la película. La amistad es el vehículo que yo utilizo para hacer este recorrido. Truman es una película sobre lo que implica morir.

melty: Cine español: ¿de qué podemos presumir y qué nos falta?

C.G.: Nos falta mucho mucho mucho dinero para poder hacer cine. Nos faltan más oportunidades para todo el mundo: sobre todo los vehículos para la gente joven de poderse meter ahí para trabajar, escribir, dirigir…

melty: ¿Qué parte del proceso de una película te supone un reto?

C.G.: Sin duda lo más difícil de todo es escribir, ahí es donde te juegas todo.

melty: Tras el salto de escenario de Barcelona a Madrid de tus películas, ¿te ves realizando proyectos mucho más lejos?

C.G.: La primera película la hice en Nueva York, ¿por qué no? Lo que pasa es que son dinámicas de trabajo en las que siempre es más fácil hacerlo desde el lugar donde estás. Pero sí, no me importaría nada. De hecho, ahora estoy preparando una serie de televisión que pasa más en la montaña y lugares así.

melty: Hablando de eso, ¿cuáles son tus próximos proyectos?

C.G.: Ahora mismo, la escritura de una serie que estamos preparando como para que se haga el año que viene, pero la verdad es que me lo estoy pasando muy bien. Porque aparte toca más un poco el thriller, un género que nunca he tocado y está muy bien. Estamos en fase de construcción de todo.

melty: ¿Dónde se aprende realmente el cine?

C.G.: ¿Hacer cine? Haciéndolo. Puedes leer. Yo he aprendido leyendo también; libros de directores. Pero donde vas a aprender es haciéndolo. Es como preguntarle a un futbolista que dónde se aprende a jugar al fútbol, pues poniéndote un pantalón corto, unas botas y jugando. El cine hay que hacerlo. Estudiarlo y todo esto sí, pero hay que rodar. Si uno quiere dirigir, si quiere interpretar pues tiene que actuar, no hay más. Todo eso que has podido leer, que te han podido contar, cuando pasa por ti es como vas a encontrar cómo funcionas.

melty: ¿Cómo eliges a los actores? ¿Cómo sabes quién es perfecto para cada papel?

C.G.: Pues no lo sabes. Es uno de los momentos más complicados porque como te equivoques… te vas a la mierda, hablando claro. Tienes que pensar, tienes que ser capaz de ver el trabajo que ha hecho esa persona, ese actor, verlo. Hoy en día es muy fácil ver sus películas. Ver un poco la persona que hay detrás también, que eso lo puedes ver cotilleando un poco por Internet, en revistas. Intento entender bien quién es esa persona y por otro lado, ver realmente cuáles son sus aptitudes como actor. Y lo que es más importante; tener muy claro qué es lo que tú necesitas de ese personaje. Si un personaje necesita que te dé una serie de cosas y lo tienes que tener claro porque si no es muy difícil entender por qué haces jugar a este jugador o al otro: bueno porque tu quieres a un tío de banda que corra, pues fíchate eso. Y eso hay que entenderlo, parece fácil pero no lo es.

melty: ¿De qué otras ramas artísticas te gusta nutrirte?

C.G.: Pues de todo. Obviamente de la televisión y de las series mucho, de la literatura, también aunque menos, de la música. La música también me alimenta mucho, la verdad es que me da muchas ideas, no sé por qué. Me refiero a la letra, lo que cuenta una canción o una ópera. Del cómic, de muchos lugares.

melty: ¿Qué tipo de cine te gusta más?

C.G.: Soy un consumidor absolutamente ecléctico, puedo disfrutar con películas viejas, clásicas, de ahora... Me gusta la ciencia ficción, el western, la comedia, el drama, cualquier cosa que esté mínimamente bien me puede enganchar.

melty: Entonces, ¿te gusta el cine de superhéroes?

C.G.: No especialmente, porque es un cine que excepto algunas excepciones me aburre mucho. Están todo el rato peleándose y la verdad es que me cansa un poco.

melty: ¿Crees que puede haber más poder y más fuerza en los personajes normales que en los superhéroes?

C.G.: Puede haber fantásticas películas de superhéroes. Tarzán para mí es un superhéroe. Pero ahora me pasa que hay un exceso de efectos. Es una cuestión de coger una película que dura dos horas, por ejemplo el último “Avengers” de turno o lo que sea, y te das cuenta que el 40% son gente pegándose, a mi es que me aburre muchísimo. Me aburren mucho también las persecuciones de coches, porque es algo que como ya he visto y ya sé cómo acaba, pues que alguien se va a pegar un tortazo. Entonces una película que de pronto vienen las persecuciones de 3 minutos… Pues con los superhéroes me pasa eso, en general mucha parte de lo que dura la película está hecha de escenas que me aburren. En cambio, cuando paran y hablan, sí está bien… Iron Man tiene cosas fantásticas, por ejemplo, o Batman. Pero desgraciadamente dedican demasiado tiempo al tortazo y yo ahí me aburro.

melty: ¿Hay alguna obra que te gustaría adaptar?

C.G.: No lo había pensado. No especialmente. Cosas que me puedan gustar mucho a nivel de novela o de literatura me gustan por ellas mismas, no porque sean muy adaptables. De hecho, cuando una cosa funciona realmente como novela es cuando menos cinematográfica es. Casi siempre va a ser luego una frustración llevarla al cine, porque es otro mundo, una cosa es leer un libro y otra ver una película.

melty: Has comentado que sigues series, ¿cuáles te gustan más?

C.G.: Pues de todo. Ahora me he visto la primera temporada de Fargo y ahora estaba viendo Gomorra, una serie sobre la mafia italiana. Mi hijo me dice “mírate esto mírate lo otro”. Breaking Bad me gustó. Better Call Saul, que era el Spin off, voy viendo de todo, los clásicos de toda la vida de humor como Seinfield, veo de todo.