Cine de verano: Jurassic Park, Vanilla Sky y Gravity, 3 películas de ciencia ficción que no podrían ser reales

Escrito por

Esta semana Cine de Verano te presenta tres grandes títulos de ciencia ficción desmentidos por la ciencia. La realidad que se quedó en fantasía en Jurassic Park, Vanilla Sky o Gravity, a continuación.

Uno de los géneros más populares del cine, la ciencia ficción, nos ha dado momentos tan memorables como el sable de luz, la Discovery 1 o los replicantes. Así, entre la Delorean (El coche/máquina del tiempo de Regreso al futuro) y las criaturas de otros mundos viajando entre galaxias se requiere un exiguo nivel de incredulidad para el visionado de este tipo de cintas. Entre tanto, los cineastas establecen un conjunto claro de reglas básicas y los siguen de principio a fin, aceptando casi cualquier premisa fantástica que se pueda imaginar. Mientras que una película como Star Wars gira su trama en torno a los conceptos de la fantasía, hay algunas creaciones de ciencia ficción que tratan de basar sus ideas en la ciencia, empíricamente, en un esfuerzo para hacer el proceso más plausible.

Más noticias sobre Cine de veranoCine de Verano: Apocalypto, 10 cosas que deberías saber de la película de Mel Gibson

Tomemos como ejemplo un caso reciente, Lucy. Este thriller da una visión de lo que podría llegar a hacer un ser humano al conseguir usar el cien por cien de sus recursos cerebrales partiendo de la teoría de que una persona solo usa un reducido porcentaje de su cerebro. De hecho, la ciencia especulativa lleva siglos imaginando lo que pasaría si se consiguiera superar ese límite. Por desgracia, la "teoría del 10%" se ha disipado como un mito. Lo neurólogos han puesto de manifiesto que nuestros cerebros están siempre activos y utilizamos "prácticamente" cada parte de ellos.

Más noticias sobre Cine de veranoCine de Verano: Promesas del este, la violencia hecha arte

A pesar de esto, los cineastas siguen utilizando esta hipótesis como un recurso argumental (véase también el caso de Limitless). A partir de esta premisa hemos decidido examinar algunos otros títulos de ciencia ficción desmentidos por la ciencia y compilados en la lista que la redacción de melty.es te muestra a continuación. Para que conste, no estamos diciendo que estos errores científicos disminuyen nuestro disfrute del producto final (somos fanáticos de algunas de las películas que se presentan aquí). Sólo estamos diciendo que incluso las películas de ciencia ficción que tienen lugar en la Tierra y tratan de utilizar los datos reales requieren que dejemos volar nuestra imaginación…

Jurassic Park

Steven Spielberg se hizo con el favor de toda una generación de cinéfilos con Jurassic Park. Rompiendo récords de taquilla y ganando muy buenas críticas, la película se convirtió en una cinta imprescindible. Todo gracias a una combinación optima en el uso de los efectos especiales : digitales y prácticos, que dio lugar a unos dinosaurios contemporáneos muy bien conseguidos. Sí, los animales resucitados directamente del Mezozoico resultaban bastante creíbles, incluso mejor que algunos de los realizados con CGI moderna. Sin embargo, la teoría del mosquito fosilizado (de donde se adquiría el ADN para clonar a los dinosaurios) es poco verosímil. Y es que, el proceso real de la clonación no funcionaría para los dinosaurios. La técnica más frecuente es la transferencia nuclear, en la que un núcleo de una célula se coloca en una segunda célula de la misma especie después de que el núcleo de la segunda célula sea destruido. A menos que el avance de la ciencia pueda encontrar otra manera, actualmente no hay células de dinosaurios disponibles para completar esta tarea.

Vanilla Sky

Puede haber sido comercializada como un drama romántico con un triángulo amoroso entre Tom Cruise, Cameron Díaz y Penélope Cruz. Sin embargo hay mucho más en juego en la Vanilla Sky de Cameron Crowe. El director de Jerry Maguire contó al mundo la historia ficticia de David Aames (Cruise), que había pasado 150 años criogenizado después de morir por una sobredosis de drogas, viviendo en un sueño lúcido sobre la base de los recuerdos de su vida de soltero. Es cierto que algunos sujetos (en la actualidad y con presupuestos millonarios) pueden optar por la criopreservación con la esperanza de que algún día vayan a ser devueltos a la vida, pero Crowe pasó por alto un elemento crucial que podría haber cambiado su película por completo.

Según la película, Aames se sometió al procedimiento en 2001. Esta fecha es importante porque en ese entonces, la criónica de la vida real involucraba la decapitación deGral sujeto para sumergirlo en un tubo de nitrógeno líquido en la mayor parte de los casos. Cuando alguien como James Cameron utiliza la idea básica del criosueño en Avatar está bien, ya que tiene lugar en un mundo de ficción. Pero cuando se establece en nuestro mundo, se convierte en algo más difícil de aceptar. Si Crowe hubiese seguido el libro, Aames habría tenido un destino muy diferente.

Gravity

Alfonso Cuarón nos regaló una de las experiencias cinematográficas más impresionantes del año pasado en su oscarizada película de suspense espacial, Gravity. Un elemento que ha recibido muchos elogios de esta cinta fueron los realistas efectos de gravedad 0, dando al público una de las representaciones más exactas del espacio exterior. La historia de supervivencia puede haber sido apasionante y los efectos visuales un trabajo asombroso, pero algunos miembros de la comunidad científica han señalado algunos defectos inherentes a la interpretación de la cinta.

El afamado astrofísico Neil DeGrasse Tyson usó Twitter para señalar algunos errores. El principal de ellos es que en la vida real, los satélites giran alrededor del planeta de oeste a este, pero en la película mostraron los escombros en órbita de este a oeste. Los astronautas que han trabajado en el telescopio Hubble (que apareció en la secuencia de apertura de Gravity), dijeron que la distancia entre éste y la estación espacial china sería demasiado grande para que incluso transbordadores espaciales viajaran con seguridad. Si bien estas “infracciones” pueden ser consideradas como faltas menores, los entusiastas del espacio dicen tener razones parar estar un poco irritados