Cine de verano: Leyendas de Pasión, una oda a Brad Pitt

Escrito por

Este viernes la redacción de melty.es sobrevuela una de los melodramas más taquilleros de la década de los 90 : Leyendas de Pasión. No te pierdas la crítica de una de las películas con tintes de ópera que encumbró a Brad Pitt.

Es fácil definir Leyendas de Pasión como el típico melodrama romántico concebido única y exclusivamente como una máquina de hacer dinero. Y no culpamos a los que así lo describen, pues en su receta incluyeron todos los ingredientes para cocinar un pastel comercial : una mujer hermosa y refinara oriunda del este de los Estados Unidos y tres hermanos que la aman y luchan por ella bajo el marco de la Primera Guerra Mundial. Este es el tipo de historia que suele aparecer en una interminable serie de novelas de bolsillo con los títulos en relieve en plata. Y no es la excepción que confirma la regla, la cinta es la adaptación del relato corto de Jim Harrison del mismo nombre, que ya ha visto como se versionaban otras de sus obras como Margaret Mitchell y John Jakes.

Más noticias sobre Cine de veranoCine de Verano: Promesas del este, la violencia hecha arte

Sin embargo, y en la humilde opinión de melty.es, no es una película mala. Es bastante buena, de hecho, con las actuaciones de ‘pura sangre’ entre el más sincero melodrama. El filme está protagonizada por Anthony Hopkins como el coronel Ludlow, cuya aversión por el tratamiento de la Caballería de EE.UU. a los indios le ha llevado a forjar un imperio propio, al margen de las leyes del estado, en Montana. Su esposa lo abandonó con sus tres hijos para volver a las comodidades de la vida en la ciudad. Alfred (Aidan Quinn), es el hermano mayor y el más responsable. Tristán (Brad Pitt), el hijo medio, cuya idea de diversión es despertar osos que hibernan y sacar sus corazones aun latiendo. Y hay Samuel (Henry Thomas), el más joven.

La película comienza con la narración portentosa de 'Deuntajo' (Gordon Tootoosis), el piel roja que detenta la confianza del Coronel. Samuel, que se encontraba en el este, vuelve a casa con Susannah, su prometida. En su interpretación y caracterización Julia Ormond, que da vida a la joven en cuestión, nos recuerda extrañamente a Ingrid Bergman. Ella es fuerte, tenaz, hermosa y llena de vida. Susannah se adapta rápidamente a la vida en el campo, seindo capaz de montar, disparar y de realizar todo tipo de tareas tracionalmente asociados al sexo masculino. Sin embargo, toda su vida se desmorona cuando conoce a Tristan, y hasta aquí vamos a desvelar de la trama de la ficción.

Más noticias sobre Cine de veranoCine de verano: Pequeña Miss Sunshine, una comedia para llorar de risa

A parte de las grandes actuaciones de Ormond y Hopkins, unos jóvenes Aidan Quinn y Brad Pitt bordan su papel en dos roles que tienen paralelismos ineludibles a los personajes de Rock Hudson y James Dean en Giant. Leyendas de pasión no es una película caótica, a pesar de los profundos sentimientos en su narración y las ironías clásicas de su trama. Más bien pone énfasis en las determinantes clásicas de la ópera, con una gran cantidad de coincidencias con este tipo de narración : pasiones, amores, pérdidas y soliloquios desgarradores. Sobre esta base, es enormemente entretenida, un retroceso a los días en los que Hollywood no se disculpaba por contar historias pasionales que involucran a tres hermanos cuyos destinos están entrelazados con una sola mujer.

Especial mención a Brad Pitt

Como James Dean, Orson Welles o Harrison Ford, Brad Pitt nunca obtuvo un Oscar como mejor actor y hasta el corriente año no había recibido premiación alguna por parte de La Academia. En 1996 fue nominado por 12 monos, trece años después, en 2009, por El curioso caso de Benjamin Button, y en 2012 por Moneyball. Nada por Seven, nada por El Club de la Lucha, nada por Snach, Cerdos y Diamantes, donde llevó a cabo tres interpretaciones brillantes. Podría decirse que William Bradley Pitt ha sido el niño sin recompensa de Hollywood. Y es que su cara bonita ha sido una navaja de doble filo. Tras varios años interpretando papeles menores y apariciones en televisión como invitado, el de Okhlahoma obtuvo un amplio reconocimiento por su actuación en la película de 1991 Thelma & Louise. Los medios describieron su escena romántica como el momento que definió a Pitt como un sex symbol. Esta nominación popular lo catapultó a la fama y le abrió las puertas de la casa de Hollywood. Sin embargo, su espectacular fisionomía unida al fenómeno fan se convirtió en su principal atractivo.

Por su papel en 12 Monos ganó un Globo de Oro en la categoría de mejor actor de reparto y una nominación al Premio Óscar. En la actualidad el artista norteamericano emplea su tiempo en su doble rol como actor/productor a través de su compañía Plan B. Bajo su manto ha invertido en cintas como El árbol de la vida, Mátalos suavemente o Kick-Ass. Y es que estamos ante el productor del año en la meca del cine, pues Pitt ha demostrado ser capaz de combinar arte y taquilla a la perfección. Tras más de 20 años de carrera, la Academia ha reconocido su labor concediéndole el Oscar a la mejor producción por Doce años de esclavitud. Asimismo, Pitt ha estado detrás y delante de uno de los blockbuster más rentables de 2013,Guerra Mundial Z, producida y protagonizada por él.