Cine de verano: Pequeña Miss Sunshine, una comedia para llorar de risa

Escrito por

Para que colmes tu tiempo con risas, la redacción de melty.es te presenta una de las películas más divertidas de la década pasada, ‘Pequeña Miss Sunshine’.

Por Cristina Ridao

Cine de Verano tiene un objetivo claro y conciso, pero a la vez, arduo de alcanzar. Nos hemos propuesto que todas y cada una de las cintas que recomendemos cada viernes guste al 100% de los lectores de melty.es. Con esta premisa no perseguimos servir un cine fácil, de blockbuster, comercial. Aunque una cosa no quita la otra. Tampoco nos meteremos en los terrenos cenagosos del cine de autor, siempre tan personal. Por ello decimos presentarte, una vez por semana, un filme ‘fácil de digerir’, pero sin escatimar en términos calidad. Después de que ‘Cinema Paradiso’ nos cautivase y ‘Drácula de Bram Stoker’ nos hiciera temblar, es tiempo de risas. Carcajadas sí, de esas con las que llegas a llorar. Y quién será nuestro payaso de buen gusto : ‘Pequeña Miss Sunshine’.

Más noticias sobre Cine de veranoCine de verano: Drácula de Bram Stoker, la película de miedo por excelencia

Nuestra pequeña reina de la belleza vio la luz en el 2006 bajo la dirección de Jonathan Dayton y Valerie Faris. Este matrimonio de directores de vídeos musicales era prácticamente desconocido fuera del mundillo hasta que obtuvieran cuatro nominaciones a los Premios de la Academia, incluyendo la de mejor película. Finalmente se hicieron con el Óscar al mejor actor de reparto para Alan Arkin y el Óscar al mejor guion original para Michael Arndt. Podríamos decir que la pareja de cineastas supieron grabar en la mete de cada espectador ese tipo de entreteniendo para todos, ese que las ‘majors’ han olvidado cómo hacer. ‘Pequeña Miss Shunsine’ nos presenta la típica historia de transgresión de normas, pero con un estilo tan exquisito como clásico. Construida para los amantes de las comedias sencillas, te dejará una sonrisa sincera pintada en la cara, y halo de esperanza en el alma. Es más, seguramente te sientas identificado con alguno de los Hoover (la familia protagonista), pues ninguno de sus miembros ha logrado organizar su vida.

El padre, Richard, es una especie de comercial capaz de sacarte de quicio con su cargante optimismo. Trata de vender sus ‘9 pasos hacia el éxito’, sin demasiada suerte. Mientras tanto su mujer, Sheryl, tiene la honestidad como bandera en una familia repleta de misterios, entre los que cabe destacar su hermano suicida, recién llegado de un centro de salud mental. En otra onda se mueven la aspirante a Miss Estados Unidos Olive y Dwayne, el típico adolescente rebelde e incomprendido que además ha hecho voto de silencio hasta que consiga entrar en la Academia de las Fuerzas Aéreas. Y qué sería de esta familia ‘a lo Simpson sin el abuelo. El despistado, excéntrico y desairado personaje que parece vivir en ‘Los Mundos de Yupi’, pero que como siempre, sabe más que el diablo. Este amigo de pelo cano nos hará reír y divagar sobre su peculiar forma de afrontar la muerte. Sus insolencias son el plato fuerte de este banquete de familia que se dirige a California para participar en el concurso ‘Pequeña Miss Shunsine’.

La crítica dice…

“A la salida de la sala, tras disfrutar inesperadamente con esta adorable ‘Pequeña Miss Sunshine’, me inundaba esa sensación tan extraña que te hace respirar de otra forma, contemplar las cosas desde otro enfoque…”, cuentan en Blogdecine.

Nuria Vidal, de la revista fotogramas afirmaba : "No sólo es un film divertido, es también un canto a la diferencia (...) Para amantes de las comedias sencillas. Lo mejor : la original relación del abuelo y la nieta. Lo peor : un cierto aire a déjà vu en el conjunto (...)".

"Magnífico debut (...) destaca por tres aspectos : la profundidad de su discurso, más allá de su aparente excentricidad; la perfección de su sorprendente guión (...) y la sencilla complejidad de la dirección, tan funcional como elegante”, opinaba Javier Ocaña para el País.

En alucine comentan : “Aprovechen para llenar sus pulmones de aire fresco. Esto alarga la vida. Agradable, divertida, cruda y sofisticada, Pequeña Miss Sunshine hace sentirse a uno agradecido al séptimo arte por darnos tanto a cambio de tan poco. Maravillosa”.