Cristina Pedroche: su momento más duro en Pekín Express

Escrito por

La nueva etapa del concurso estuvo marcada por la emotiva despedida de Falagán y Fala que tanto los concursantes como la presentadora vivieron con tristeza. Si te lo perdiste te traemos el vídeo.

El reality de aventuras de Antena 3 está cada vez más vivo. A medida que avanza el concurso, la competición se hace más fuerte y esto provoca discusiones no sólo por equipos, sino también entre los miembros de cada pareja. Por si no había quedado claro, los gemelos y las canarias siguen su particular guerra en ‘Pekin Express’ y la cuñada Bea continúa gritando. Esto es así. Estas tres parejas se disputaron una divertida prueba de inmunidad cargada de reproches y piques que tuvimos que visionarla con cierto humor, sino se hubiera tornado insoportable aguantar tanta jauría. Los cuñados Bea y Ángel se alzaron con el triunfo y pudieron vivir el resto del programa con más tranquilidad sin miedo a ser expulsados. Pero la parte más dura llegó en el momento de la expulsión, donde la pareja formada por padre e hijo tuvieron que despedirse para siempre del concurso. Melty te ofrece el emotivo vídeo que estuvo marcado por las lágrimas de los concursantes.

Más vídeos en Antena3

Falagán y Fala llegaron últimos al destino establecido y tuvieron que ser eliminados. Fala hijo, con la quebrada, quiso dedicar unas palabras a su padre : “Agradezco haber llegado hasta aquí, no todo el mundo puede, junto a mi padre. Te he conocido en persona. Me llevo amigos y una experiencia que no voy a olvidar en la vida”. Cristina Pedroche, que acaba de presentar su look más atrevido hasta la fecha, aprovechó la ocasión para preguntar a Falagán si se sentía orgulloso de su hijo, a lo que respondió que sin duda alguna. “¿Creéis que vuestros lazos se han estrechado aún más ? ”, quiso también saber la presentadora, a lo que respondieron afirmativamente al unísono para luego fundirse en un abrazo. En este momento pudimos ver a Pedroche abanicándose con el sobre del programa, en silencio para después decir “que bonito” mientras apretaba el labio evitando que la emoción fuera a más. ¿Te pareció justa la expulsión de esta semana?