Cristina Pedroche y Michelle Jenner: ¡La imperfección más sensual está de moda!

Escrito por

Ambas se han jactado de reivindicar que la belleza natural es lo mejor que tenemos, y que no podemos demandar continuamente una 'perfección' autómata.

Aunque Cristina Pedroche ha estallado al comprobar que todo lo que decía se sacaba de contexto, lo cierto es que lleva meses aguantando todo tipo de críticas e insultos a los que ha hecho oídos sordos. El problema es que salirse de unos cánones establecidos cuando te dedicas al mundo de la tele y las redes sociales parece ser más grave que un delito, o al menos así fueron las consecuencias para la presentadora. Ahora la cosa parece haberse relajado, pero mucho tiempo se estuvo hablando de 'la ballena de Vallecas' como si no se tratara de una muestra de ignorancia, así como una falta de educación y de respeto.

Cristina Pedroche ha optado por quitarle hierro al asunto en muchas ocasiones, destacando que muchas de las críticas que lanzan contra ella están claramente en oposición (si estoy gorda, no estoy en la tele por mi físico). Sin duda alguna se trata de unos argumentos que han convertido en noticia a Michelle Jenner. Y es que la que fuera Reina de Castilla ha publicado un post en Instagram que no ha tardado en correr como la pólvora. La actriz reivindica a esa mujer 'imperfecta' a la que parece que hay que acribillar pidiéndole constantemente que sea un 10 imaginario.

Mujer. Imperfecta. Toca hacer fotos.. ¡Hay que prepararse! Depílate. Eres imperfecta. Todos esos pelos no deberían estar allí. En la cabeza sí, nunca tendrás suficiente (menos @nurigago ????) Hoy tocan fotos. Tu compañero está listo en dos minutos. Él es un hombre, no necesita todo eso, es guapo tal y como es. ¿Tú? Puede que en hora y media estés presentable. Ya sabes, eres mujer, imperfecta. Tapa la ojera, unifica la piel, oculta ese vergonzoso grano, ¡ay esa arruga!, pinta la ceja, pon más pestañas en las pestañas, rízalas con un instrumento de tortura, más eye-liner para marcar el ojo, colorete, boca perfecta, iluminador en las zonas estratégicas, rimmel como si no hubiera un mañana. El pelo, tan lacio y tan sin gracia.. Más volumen, más bucles, más extensiones, más más. Ahora sí, ya te ves un poco mejor. Porque lo necesitas, porque lo quieres. Porque te sientes imperfecta. La ropa. ¡Qué pecho tan pequeño! ¿Eso es celulitis? Algo que sea sexy, femenino, sofisticado, y por supuesto lo más incómodo posible. No importa si hace frío. Y tacón, que eres bajita y hay que estilizar. Da igual si estás a punto de caerte o te sangran los pies. Eres mujer, imperfecta. Ahora sonríe, natural. Ahora mira esa revista: "Nos gustan las mujeres reales", pero esa no, que tiene celulitis y es horrible. Aquella tampoco, ¡has visto qué dedos de los pies!, y esa de ahí tiene el culo un poco caído. Cómo puede ser que no le dé vergüenza salir así. Pero, eh, nos gustan las mujeres reales. Quiérete tal y como eres. Pero no tengas ojeras, ni arrugas, ni pelos donde no toca, ni grasa, ni tetas pequeñas, ni muchos años (si los tienes que no lo parezca), ni un culo muy grande ni muy pequeño, ni uñas mordidas, ni, ya puestos, demasiadas ideas. Pero quiérete. Y mañana trabajas y te levantarás hora y media antes por voluntad propia porque tienes que depilarte, maquillarte, peinarte, vestirte. Porque así te ves bien, y guapa, y femenina. Porque tú lo quieres. Porque si no lo haces te sientes desnuda, rara, fea, mal. Porque así te sentirás un rato como se supone que deberías ser. Porque no sabes ni por qué ni cómo pero lo llevas grabado hasta el tuétano. Porque eres mujer. Imperfecta

Una foto publicada por Michelle Jenner (@michellejoyjenner) el

Si bien es cierto que Michelle Jenner, al contrario que Cristina Pedroche, no ha sido excesivamente criticada en este sentido, sobre todo porque no está en primera línea, como si le pasa a la mujer de David Muñoz, no es menos cierto que ninguna de ellas se libra de este''análisis' . A pesar de todo, en algo coinciden ambas, y es que en que cada vez que se muestran ante el público parecen tener que pasar un examen (eso si es que Cuore no les ha echado el ojo ya en algún momento de renuncio). El caso es que también está el momento en el que sale a paseo el Photoshop, ese programa que hizo estallar a Inma Cuesta cuando le recortaron medio cuerpo. ¿Ha llegado el momento de reivindicar a la mujer imperfecta?