Destiny 2.0.1: ¡Problemas y microtransacciones!

Escrito por

Ya está aquí el nuevo parche 2.0.1. de Destiny, una actualización que está dando algunos problemas en consolas Playstation 4 y que ofrece la posibilidad de comprar nuevas animaciones para nuestro personaje.

Dos son las principales novedades (negativas) que nos trae Destiny en su actualización mediante el parche 2.0.1. Por un lado, los usuarios de Playstation 4 están experimentando problemas a la hroa de descargarse este parche de 500 megas. Ya son varios los jugadores que han notificado en foros de discusión la aparición de un mensaje de error. Al parecer, en lugar de medio giga la consola, por algún motivo, cree que la actualización ocupa 18 gigas. Bungie recomienda que, de todas formas, se proceda a la descarga del parche y que, en caso de que aparezca un mensaje de error relacionado con información corrupta, se interrumpirla, borrar la caché y reiniciar al descarga. Pero ahí no acaba todo ya que con este nuevo parche llegan las temidas microtransacciones. Sigue leyendo melty para conocer todos los detalles al respecto.

Las primeras microtransacciones de Destiny se centran en la posibilidad de poder comprar nuevos bailes y animaciones para nuestro personaje. Un aliciente que, desde luego, no supone gran cosa, si bien es cierto que no pocos jugadores se animarán a gastarse dinero real en semejante opción. Así, podremos cambiar dinero real por monedas Destiny. 500 monedas cuestan cinco euros, 1.000 monedas diez euros y 2.000 monedas 20 euros. A diferencia de otros juegos como League of Legends, por ahora no existen packs especiales en los que quien compre más se vea beneficiado por algún tipo de descuento. Lástima. Los jugadores más activos recibirán periódicamente monedas de regalo.

Cada nuevo de estos movimientos y bailecitos (con el que ya podremos bailar el rap de Destiny que te enseñamos en este artículo) cuesta un máximo de 200 monedas. Bungie asegura que no introducirá elementos de micropagos que supongan una mejora drástica de las condiciones del jugador que ha pagado frente a los que no han pagado. Esto, más que de agradecer, es lo mínimo que puede pedírsele a una compañía desarrolladora de videojuegos, sobre todo teniendo en cuenta que ya de por sí el juego cuesta una cantidad de dinero considerable. Si, una vez comprado, se introdujesen microtransacciones que premiasen a los que están dispuestos a gastarse dinero real sería directamente un insulto hacia los jugadores. ¿Qué te parece Destiny?