Dragon Ball Super 1x14: ¡Adiós, Bills!

Escrito por

El combate entre Goku y Bills ha llegado a su fin. El Dios de la Destrucción ha decidido perdonarle la vida a Goku después de que el Saiyan haya demostrado una capacidad de combate sin igual.

El padre, responsablemente preocupado por la salud mental de su hijo después de verle durante seis domingos seguidos viendo en el ordenador el mismo capítulo de la serie de dibujos animados (idéntica pelea entre un gato morado y un tal Goku) le preguntará a su hijo: hijo, ¿estás bien? El hijo, responsablemente indignado, le dirá que eso no son dibujos animados, que se llama anime, y que no es un anime cualquiera: se llama Dragon Ball Super, no son capítulos repetidos y ese gato es ni más ni menos que Bills, el Dios de la Destrucción. Y para tu información, papá, hoy por fin se ha terminado la batalla entre él y el todopoderoso Super Sayain Dios Kakarotto. Así que un poco de respeto, porque si no te enteras de la película, no es mi culpa, y lo mejor que puedes hacer será darte una vuelta por melty para enterarte de lo que ha sucedido en el 14º capítulo de Dragon Ball Super.

Dragon Ball Super 1x14: ¡Adiós, Bills!

Efectivamente, la lucha más poderosa a la que hemos asistido en toda la historia de Dragon Ball ha finalizado por fin. Tal y como vimos en la película de 'La Batalla de los Dioses', Bills opta por perdonarle la vida a Goku y al planeta Tierra. La pequeña diferencia ha sido que esta vez Bills, demasiado orgulloso como para perdonar vidas de manera oficial, se ha hecho el dormido a la hora de lanzar el ataque final que lo destruiría todo. Después de un asombroso último tramo de combate en el que Goku, incansable, ha vuelto una y otra vez a la batalla después de cada golpe recibido por Bills, finalmente la cosa ha quedado en tablas, si bien es cierto que Goku ha terminado, literalmente, vacío de energía.

Dragon Ball Super 1x14: ¡Adiós, Bills!

Entre otros detalles, se han sentado las bases de la futura conversión de Vegeta en Super Saiyan Dios, así como el entrenamiento que Wiss ofrecerá a los dos Saiyans a cambio de comida. Pero, por fin, la paz vuelve a Dragon Ball Super. Concluida esta interminable batalla, es hora de recuperar todo el interés y la ilusión en Dragon Ball Super. Y, para ello, basta con echarle un vistazo al avance del próximo capítulo, donde podemos ver a un Satán convertido en Super Saiyan (¿?) plantándole cara a un bicho parecido a Bills. Algo nos dice que en el siguiente episodio nos tocará reirnos de lo lindo. ¿Te ha parecido demasiado larga la pelea entre Bills y Goku?