Dragon Ball Super 1x37: ¡Vegeta fulmina a un decepcionante Cabba!

Escrito por

Cabba ha resultado ser un luchador decepcionante y un rival de muy poca altura para Vegeta. En el episodio 37 de Dragon Ball Super hemos visto cómo Vegeta se clasifica sin despeinarse para el siguiente combate contra el asesino sanguinario Hit.

Si la raza de los saiyans estuviese regulada como lo están las grandes organizaciones, instituciones, empresas y partidos políticos, alguien debería dimitir después de los sucedido en el 37º episodio de Dragon Ball Super. Escandalosa y dramática participación la del joven Cabba, un prometedor Saiyan que, en teoría, es uno de los cinco guerreros más fuertes del universo seis y que, en realidad, ha resultado ser un alfeñique. Humillante. Vegeta ha solucionado con insultante facilidad su enfrentamiento con Cabba y, no contento con ello, se ha permitido incluso la osadía de enseñarle al joven cómo convertirse en Super Saiyan. Y este es otro punto un tanto sorprendente, la verdad: después de ver lo mucho que les costó a Goku y Son Gohan convertirse en super Saiyan años atrás, resulta sorprendente (y un tanto indignante) que alguien tan debilucho como Cabba consiga convertirse en Suepr Saiyan con semejante sencillez y que, no obstante, apenas varíe su poder y fuerza. Episodio entretenido y revelador que a continuación te resumimos en melty.

Dragon Ball Super 1x37: ¡Vegeta fulmina a un decepcionante Cabba!

Tras una educada presentación, Cabba ha iniciado el combate contra Vegeta arrojándose hacia él. Si el espectador pensaba que este personaje ocultaría, como Frost, una enorme fuerza detrás de tanta educación y buenos modales, ha podido confirmar la decepción bien rápido: Cabba ha resultado ser un luchador sin nada que aportar. Tanto es así que Vegeta, aburrido, le ha pedido al joven que se transformase en Super Saiyan, algo a lo que Cabba ha tenido que negarse avergonzado: nunca lo había hecho antes. Sorprendido, Vegeta ha empezado a amenazar al joven con ir a su planeta, Salad, para matar a todos sus seres queridos y destruirlo. Por un momento hemos visto al mismo Vegeta maligno de la saga Buu aunque, por suerte o desgracia, todo formaba parte de una estrategia para hacer enfurecer a Cabba y lograr que, con semejante y bochornosa facilidad, el joven se convirtiese por primera vez en su vida en Super Saiyan (tomamos, por tanto, la conclusión de que Cabba nunca antes se había enfadado con nadie). Una vez adquirido este nuevo poder, Cabba ha golpeado unas cuantas veces a Vegeta, le ha lanzado unos cuantos rayos de energía y, por fin, Vegeta se ha deshecho de él con unos cuantos golpes. Y a otra cosa. Posiblemente la revelación más interesante de este episodio ha sido la dedicada a Hit, ya que hemos sabido que Vados había prometido regalarle, si participaba en el torneo, un cubo de los dioses para viajar entre los universos. Es posible que el futuro de Dragon Ball Super tenga al “asesino sanguinario” Hit como principal amenaza. ¿Esperabas que Cabba fuese a ser tan débil?