El atentado de Boston y Twitter: cuando las redes sociales toman el relevo

Escrito por

Twitter se ha convertido en una pieza clave para informar en tiempo real de todo cuanto ha envuelto al atentado de Boston y la persecución de los supuestos culpables.

Ed Davis, jefe de la policía de Boston, ha sido una de las principales fuentes de información a la que los medios de comunicación han acudido en busca de novedades sobre la persecución de los sospechosos del atentado de Boston del pasado lunes 15 de abril. Desde que las bombas detonaron y hasta el momento mismo de la detención del sospechoso número dos del atentado, las cuentas de Twitter de los funcionarios del FBI y la policía de la ciudad no han cesado de dar un parte abierto sobre los avances de la operación que ha puesto en jaque a la seguridad de Estados Unidos. La explosión de dos artefactos caseros en la línea de meta del maratón hizo revivir a los estadounidenses aquel fatídico 11 de septiembre de 2001.

Se trata, además, de un atentado que marca un antes y un después en la manera de informar. Usuarios anónimos de las redes sociales han tomado el relevo desde la primera detonación, cuando todavía se ignoraba que se trataba de un ataque perpetrado para liquidar civiles norteamericanos. El caos informativo causado por este novedoso modus-operandi ha llevado a los medios de comunicación de todo el mundo a ofrecer medias verdades como informaciones contrastadas y a retractarse (o no) minutos después. Twitter ha ofrecido un sinfín de explícitas instantáneas de la masacre vivida en la línea de meta que la redacción de melty.es no reproducirá. Además, durante las últimas horas, los internautas se hacían eco de las informaciones vertidas a CNN por los amigos del terrorista sobre la cuenta oficial de Twitter del sospechoso número 2. ''Jahar" (@J_tsar) ha recopilado durante las últimas horas cerca de 90.000 followers, una cifra escalofriante y preocupante a partes iguales si tenemos en cuenta que Dzhokhar Tsarnaev era perseguido por idear y hacer explotar bombas caseras pensadas para mutilar civiles durante el maratón de Boston

El sospechoso número 2, hospitalizado y en estado grave, utilizó la red social en varias ocasiones tras la masacre cometida el lunes. Tan solo unas horas después de la detonación de los artefactos que quitaron la vida a tres personas mutilando a otras trece, ''Jahar'' publicaba una cita del rapero Jay-Z : “No hay amor en el corazón de la ciudad, permaneced seguros, gente". Poco después, un nuevo mensaje : "Hay gente que sabe la verdad pero permanece callada y hay gente que dice la verdad pero no los oímos, porque son la minoría”. Uno de los últimos, colgado el 17 de abril, rezaba : "Soy un tipo de persona libre de estrés". Si merodeamos unos minutos en la cuenta de uno de los amigos de Dzhokhar Tsarnaev, descubrimos que el debate paralelo en la red de microblogging ha ganado la batalla a la información sobre el último atentado perpetrado en suelo estadounidense. 'El Plaga', (@Kid_Wavyy) defiende que todo es una gran mentira y que 'Jahar' es incapaz de hacer daño a nadie, a lo que los internautas responden con interrogantes que el joven no llega a despejar. Entre los mensajes enviados, encontramos a periodistas de Associated Press, dispuestos a servirse de tan fiel herramienta para ofrecer la primicia a sus lectores.

Todo un baile de sensacionalismo a dos clicks del sofá de nuestro salón. Un juego mediático al que también se han unido las fuerzas del orden. Estos son algunos ejemplos de los mensajes vertidos con motivo de los atentados de Boston en la red de microblogging con la finalidad de ‘informar’ en tiempo real (y en 140 caracteres) a una población aterrada.