El Chiringuito de Pepe segunda temporada: capítulo 3, ¿el final de Mati y Sergi?

Escrito por

La relación entre el chef y su ayudante está condenada al fracaso, al menos eso pensamos tras ver la entrega que emitió anoche Telecinco. Nuevos malentendidos amenazan su historia de amor.

Parecía que la relación entre Sergi y Mati se consolidaba en 'El Chiringuito de Pepe' después de que el chef les comunicara a los Leal lo que lo unía a su ayudante. El problema ha llegado por parte del cocinero, pues parece que su ego no le permite dar el reconocimiento a otros y se limite a apartarlos, tal y como la propia Mati le ha asegurado. La joven ha optado por irse de casa y regresar al lado de Laura al dar a probar un plato a Sergi, creado por él mismo, y éste sugerirle que tenía un problema de base. Mati ha entendido que no es cuestión de talento sino de quién hace qué.

El Chiringuito de Pepe segunda temporada: capítulo 3, ¿el final de Mati y Sergi?

No ha sido el único desengaño del tercer capítulo de la segunda temporada de 'El Chiringuito de Pepe', pues también Laura se ha dado cuenta de todas las mentiras que le estaba contando el padre de su hija, Chimo. Vicente no ha dado la causa por perdida, a pesar de que la repostera no quiso confiar en él, y ha optado por ofrecerle dinero al hombre si se iba de una vez por todas y dejaba de hacerle daño a Laura. Uno de esos billetes le ha servido para descubrir que Chimo la estaba engañando y después de echarlo de casa ha ido a hablar con Vicente para pedirle perdón.

Entre un conflicto amoroso y otro 'El Chiringuito de Pepe' se ha convertido en zona de conflicto de primer orden. Sin querer Pepe ha entrado en contacto con la mafia rusa, cuando su única intención era captar clientes para agradar a Sergi. El problema es que se ha visto envuelto en un operativo policial que ha estado muy cerca de costarle la vida. La rapidez de su hijo y su sobrino ha sido crucial a la hora de sacarlo de una muerta segura, así como la intervención de los agentes que querían coger a los delincuentes con las manos en la masa. ¿Cuál será el próximo lío en el que se meta la familia?