El Intermedio: la corrupción del PP a examen

Escrito por

Esperanza Aguirre celebró ayer su ‘cásting’ para seleccionar candidatos a las alcaldías afectadas por la ‘Operación Púnica’. Un hecho tan peculiar no se le pasó por alto a El Gran Wyoming.

Ya sabemos que a El Gran Wyoming le encanta comentar la actualidad desde el humor. Ya lo hizo, hace tan solo unos días, cuando imaginó un país gobernado por Podemos en ‘El Intermedio’. Y anoche no fue menos, después de que Esperanza Aguirre celebrara su particular ‘cásting’. La presidenta del PP madrileño, en un intento por modernizarse y exhibir transparencia, decidió organizar un acto con periodistas. El objetivo de la reunión era hacer preguntas a los candidatos para las alcaldías que han quedado vacías después de la ‘Operación Púnica’. Algunos de los aspirantes dejaron frases para el recuerdo, así que Dani Mateo y Wyoming destacaron aquellas que dieron más que hablar.

La cita convocada ayer por la ex Presidenta de la Comunidad de Madrid fue tildada por los medios como el ‘examen Aguirre’. La reunión tuvo lugar en la primera planta de la sede del Partido Popular en la calle Génova. Allí se situaron en un lado los candidatos y al otro los cinco examinadores, todos miembros del PP regional. Los aspirantes fueron contestando una a una la batería de preguntas hechas por los periodistas. La mayoría de las cuestiones giraron en torno a la corrupción, hay recordar que muchos de los imputados en la ‘Operación Púnica’ son alcaldes y cargos del PP. Entre todos los candidatos, uno destacó más que el resto por sus respuestas. Fue la aspirante a la alcaldía de Collado Villalba, Mariola Vargas, que entre otras cosas dijo que ser corrupto era una decisión personal de cada uno.

Con la mezcla de humor e ironía que suele predominar en el plató de ‘El Intermedio’, el presentador y Dani Mateo hicieron parodia de algunas de las contestaciones más célebres de Vargas. Y no dudaron en tildar el examen de Aguirre como si fuese un talent show : ‘Pequeños gobernantes’. Tampoco quiso obviar Wyoming en su programa el tercer grado concedido al ex Presidente balear, Jaume Matas, condenado por tráfico de influencias. Para tratar sobre este tema el presentador se colocó en el pico de la mesa, el lugar donde hace reflexiones ‘serias’ más alejadas del tono habitual del programa. Allí se mostró molesto con la decisión tomada por instituciones penitenciarias, ya que según expresó “una persona como Matas debería rendir cuentas ante la ley de una manera ejemplar”. ¿Qué te parecen los videos?