El Real Madrid aniquila al Barça con goles de Ronaldo, Pepe y Benzema (Vídeo)

Escrito por

Fueron tres goles pero pudieron ser más. El Real Madrid corrobora en el clásico ante el F.C. Barcelona que hoy día no existe rival que pueda equipararse a su nivel. La superioridad en todos los aspectos del juego y los goles de Cristiano Ronaldo, Pepe y Benzema confirman la supremacía de los de Ancelotti.

Ya lo avisábamos en la semana previa al clásico, el Real Madrid llegaba al duelo frente al F.C. Barcelona en un estado de forma excelente. En las últimas semanas, el conjunto de Carlo Ancelotti, que no pudo contar con el lesionado Gareth Bale, ha desplegado sobre el terreno de juego el mejor fútbol que se recuerda en la 'Casa Blanca' desde hace años. La máquina merengue aniquila a sus contrincantes con una facilidad pasmosa, como si de un partido entre profesionales y amateurs se tratase. Las estruendosas goleadas ante Levante, Deportivo o Elche, con todos los respetos, se achacaban a la inferioridad manifiestas de tales rivales. Llegó el Athletic de Valverde y manita, viajaron a Anfield para enfrentarse a todo un subcampeón de la Premier como el Liverpool y exhibición asombrosa.

Hoy le tocó al Barça y así le hubiese sucedido a cualquier club que hoy hubiese pisado el césped del Santiago Bernabéu. Fueron tres goles pero pudieron ser cinco si los atacantes locales hubiesen estado más acertados en los compases finales de encuentro con los culés volcados sobre el área de Casillas. La contienda empezó perfecta para los blaugranas, mejor de lo que nunca podrían haber imaginado. Neymar recibió en el costado izquierdo y batió a Iker con un disparo duro y ajustado al palo tras driblar a Carvajal y Pepe. Solo fue un espejismo. Un coletazo de una plantilla que marcó una época pero que en estos momentos está a años luz del nivel de su máximo rival.

Los de Luis Enrique comenzaron a mostrar sus carencias con el paso de los minutos y el Real Madrid, aupado por un público sobresaliente que no dejó de animar durante todo el choque, se acercaba cada vez con más peligro a las inmediaciones de Claudio Bravo. El empate no se hizo esperar. Pasada la media hora de juego, Marcelo se internó por el flanco izquierdo y puso un balón rasante que fue cortado por Piqué con la mano. El colegiado Gil Manzano decretó pena máxima y Cristiano Ronaldo se encargó de transformarla. Es su decimosexta diana en nueve jornadas y, a este ritmo, acabará el curso como el máximo goleador de la historia vikinga.

Con la igualdad en el electrónico se llegó al descanso. Un resultado que hacía justicia a lo visto en el césped del coliseo del Paseo de la Castellana durante los primeros 45 minutos. A la salida de vestuarios la realidad fue otra bien distinta, quizá la que mejor refleja la sideral distancia que hay hoy entre unos y otros. Jugadores que tantas tardes de gloria dieron a los visitantes como Xavi, Iniesta, Alves o Piqué se ven atropellados por estrellas emergentes y sedientas de éxito como James, Isco, Kroos o Benzema. El francés vive un momento dulce y así lo atestigua el descomunal partido que ha realizado. Cada una de sus intervenciones fue una clase magistral de fútbol. Pasó cuando tenía que pasar, regateó cuando debía regatear y chutó cuando la situación requería chutar.

En uno de esos lanzamientos llegó el tercer y definitivo tanto del Real Madrid, que ya era favorito antes del clásico para las casas de apuestas. Isco robó la pelota en mitad de cancha tras un clamoroso error de Iniesta y cedió el esférico a Cristiano Ronaldo. El portugués tocó para James Rodríguez, quien filtró un maravilloso pase para que Karim batiese a Bravo gracias a un toque sutil con el interior de su bota derecha. Antes de la diana del delantero galo, Pepe remató con la testa al fondo de las mallas un medido córner botado por el alemán Toni Kroos. El juego aéreo se ha convertido en un mal endémico para el Barça en los partidos frente a los blancos y es la enésima vez que reciben un tanto de esta índole. Lamentablemente, los balones por arriba ya no son la única faceta del juego en la que su eterno rival les supera. El Real Madrid ha corroborado hoy que está dos o tres peldaños por encima del todavía líder de la Liga BBVA. ¿Te pareció corto el resultado?

Fuente : Real Madrid