El Real Madrid destroza la maldición de Anfield con goles de Ronaldo y Benzema (Vídeo)

Escrito por

Anfield Road ya no forma parte de la historia negra del Real Madrid. El conjunto de Carlo Ancelotti ha acabado con todas las maldiciones a base de un fútbol fastuoso ante el que nada pudo hacer el Liverpool de Brendan Rodgers. Cristiano Ronaldo y Benzema fueron los goleadores.

'This is Real Madrid'. Esta frase anglosajona, muy similar a la que luce el mítico estadio del condado de Merseyside en la bocana de vestuarios ('This is Anfield'), define a la perfección el partido vivido esta noche en la ciudad de los Beatles. Los hombres de Carlo Ancelotti han brindado a los aficionados del deporte rey una primorosa lección de fútbol del minuto uno al 90. El conjunto 'red' ha sido incapaz de contener el talento, sacrificio y entrega de un equipo que va camino de convertirse en leyenda. El dubitativo inicio de temporada en el que muchos iluminados reprochaban a los altos cargos del club la venta de jugadores como Di María y Xabi Alonso ya forma parte del pasado.

Ahora, el combinado dirigido por el técnico italiano es una máquina perfecta en todas las líneas y tritura a los rivales con una superioridad aplastante. El Liverpool ha sido la última víctima de un Real Madrid que amenaza con revalidar la Copa de Europa conquistada en el mes de mayo ante el Atlético de Madrid. Tres goles como tres soles perpetrados por Cristiano Ronaldo y Karim Benzema, éste último por partida doble, que rompen la maldición de Anfield Road. Pese a la contundencia del resultado, las más de 45.000 gargantas que se dieron cita en 'The Kop' no dejaron de animar a sus jugadores hasta la conclusión del tiempo reglamentario. Una actitud digna de elogio de una hinchada reconocida en todo el planeta por su deportividad y respeto hacia el rival.

Los únicos abucheos de la contienda se los llevó CR7. Es preciso recordar en este caso que el crack luso vistió durante varios años en el Manchester United, enemigo número uno de los de Brendan Rodgers. Los silbidos no desviaron la atención de un Ronaldo en el mejor momento de su carrera deportiva y obsesionado con pulverizar todos los registros habidos y por haber. Con la diana de hoy en el minuto 22 de la primera mitad se sitúa a un solo gol de coronarse como el máximo goleador de la historia de la Champions League. Pudo conseguirlo en la segunda parte de no ser por una fantástica intervención de Mignolet. El guardameta belga desvió con la pierna derecha un clamoroso mano a mano con el portugués cuando todos los aficionados merengues desplazados hasta el Reino Unido ya se preparaban para festejar el tanto. Benzema fue el encargado de anotar el segundo y tercer gol del encuentro, uno con la cabeza tras centro de Kroos y otro en el área pequeña aprovechando una mala salida de Mignolet en un saque de esquina. El Barça puede ser el siguiente damnificado... ¿Debe el Barça estar asustado para el clásico?

Fuente : realmadrid.com