Eurovisión 2016: Barei toca madera ante ¡los 5 peores momentos de España en el Festival!

Escrito por

Un espontáneo sobre el escenario, una música que no es la debida o una granja de gallos, no te pierdas los peores momentos de España en el Festival de Eurovisión, ¿con cual te quedas?

El Festival de Eurovisión es una fiesta, ¡la fiesta de la música! Cada año, cantantes de todos los países europeos se reúnen para representar a su país y conseguir alzarle hasta la victoria. Aunque bueno, visto lo visto últimamente lo importante parece ser que es participar. El nivel está muy alto y este año ya conocemos a todos los candidatos clasificados para la gran final de este sábado en Eurovisión 2016. Barei pisará el escenario dispuesta a darlo todo y seguramente su energía traspase la pantalla. Desde melty le deseamos toda la suerte del mundo y esperamos que no viva los malos ratos a los que tuvieron que hacer frente otros artistas años atrás. ¿De qué estamos hablando? ¡De los peores momentos de España en el Festival! ¡No te lo pierdas!

En el año 1990 Azúcar Moreno llegaron dispuestas a darlo todo a Eurovisión. Pero (1) un problema con la música les hizo abandonar el escenario en seguida. ¿Recuerdas el momentazo? Las hermanas Salazar salieron a la pista dubitativas, ¡esta no es la música! Por ello no dudaron en marcharse frente a la atónita mirada de los espectadores. A pesar de esto Encarni y Toñi consiguieron un merecidísimo quinto puesto. Más abajo quedó en el 2009 Soraya, una de las triunfitas que mejor defendieron a España en Eurovisión. Aunque su actuación no tuvo una justa valoración, pues fue (2) perjudicada por una polémica que tenía a RTVE como protagonista. La cadena pública decidió no emitir ese año las semifinales y la decisión tuvo fuerte represalias. La imagen de España quedó un tanto dañada y la artista fue injustamente castigada por Europa, pues terminó ocupando el puesto número 24 de 25. ¿Quieres seguir repasando con melty? ¡Mira, mira!

Más amarga fue la experiencia de otros representantes que quedaron en (3) última posición. Se trata de Lydia Rodríguez (‘No quiero escuchar’ en 1999) y Remedios Amaya (‘¿Quién maneja mi barca?’ en 1983). Las cantantes obtuvieron 1 y 0 puntos respectivamente aunque cabe destacar que otros artistas también han obtenido esta fatídica puntuación en los años 1962 y 1965: Víctor Balaguer (‘Llámame’) y Conchita Bautista (‘Qué bueno, qué bueno’), quien fue por segunda vez a intentar repetir el éxito que tuvo en Eurovisión el 61 con ‘Estando contigo’. Aunque a ninguno de ellos se le subió ningún espontáneo al escenario. Daniel Diges (‘Algo pequeñito) tuvo que ver cómo (4) Jimmy Jump buscaba su momento de fama subiéndose al escenario durante el momento de su actuación. “Tuve miedo”, reconoció el cantante. Pero a Diges le dieron la oportunidad de cantar de nuevo más tarde. Más nerviosa se puso Beth (‘Dime’) en el 2003, y cuenta de ello dieron sus (5) gallos durante la actuación, que enturbiaron su potente tema. Aunque más atónitos nos quedamos con (bonus track) la extraña coreografía de las Ketchup (‘Un BloodyMary’) en el 2006. ¿Qué otro mal rato destacarías en esta lista?