Google Glass: ¿Las gafas del fracaso?

Escrito por

Meses después de su puesta a la venta, la repercusión de las Google Glass brilla por su ausencia, haciendo que el futuro de las gafas de Google se haya convertido en algo incierto.

Hace más dos años que las Google Glass salieron a escena. La todopoderosa Google, una empresa que también ha tenido grandes fracasos, nos vendió que sus lentes iban a ser un producto innovador y revolucionario. Pero lo cierto es que, varios meses después de su lanzamiento, lo que más sorprende de las gafas de Google es el aparente mutismo y sensación de poca revolución que han acompañado su puesta a la venta. En melty.es te contamos en qué punto se encuentran actualmente las Google Glass después de que Google haya acabado de anunciar el cierre de todos los puntos de venta físicos de Google Glass. ¿Revolución o fracaso ?

Desde 2012 llevamos viendo vídeos cargados de viralidad y repercusión en los que gentes anónimas especulaban sobre el antes y después que supondría la puesta a la venta de las Google Glass : nos decían que podríamos pasear por la calle convertidos en una especie de ciborgs con capacidad para fotografiar todo, analizar todo, recibir información al momento sobre cualquier cosa, emulando en unas simples gafas el uso de internet en un ordenador. No obstante, Google ha anunciado hoy que cierra sus tiendas de Google Glass en San Francisco, Los Ángeles, Nueva York y Londres, asegurando que la venta y soporte online del aparato es más que suficiente para satisfacer las demandas de sus clientes.

El lanzamiento en 2014 de las Google Glass no se vio acompañado de ninguna multitudinaria y ruidosa campaña publicitaria como la del iPhone 6 o cualquier videoconsola de nueva generación. El precio, de más de 1.000 euros, no ayuda precisamente a que este producto sea demasiado popular. Por ahora. Además, en la edición de Google I/O de este año (un encuentro en el que la compañía presenta sus trabajos en desarrollo), las Google Glass brillaron sorprendentemente por su ausencia, puesto que Google prestó más atención a la presentación de nuevos productos como Android L o Android Wear. Esto, sumado a problemas éticos (¿qué está haciendo la persona con Google Glass mientras hablas con ella ? ¿Me está grabando ? , por ejemplo) y problemas de duración de batería y falta de iniciativas puestas en marcha por emprendedores hace que el futuro de las Google Glass sea, cuanto menos, incierto. ¿Crees que las Google Glass han sido un fracaso?