Gotham: capítulo 10, Bruce Wayne y Selina Kyle, mucho más que amigos

Escrito por

‘Gotham’ vivió uno de los capítulos más emocionantes de su corta historia y en él pudimos ver la primera aventura de Bruce Wayne y la degradación de Jim Gordon a guarda de seguridad de Arkham.

[ATENCIÓN. Este texto podría contener spoilers]. El capítulo 10 de ‘Gotham’ nos dejó la mayor aventura que ha vivido el joven Bruce Wayne en su corta vida. Porque, como era de esperar, el nombre de Selina Kyle se filtró tras ser conocido por Harvey Dent y la noticia de que había una testigo del asesinato del matrimonio Wayne corrió como la pólvora. Por este motivo unos asesinos a sueldo se plantaron en la Mansión Wayne con la intención de acabar con la vida de la joven ‘Cat’. El incidente acaba con una huida desesperada y con Alfred herido tras un tiroteo. El décimo episodio de 'Gotham' llevaba por nombre ‘Lovecraft’ y nos mostró el lado más desagradable de Harvey Dent, quien, a la hora de la verdad, deja en la estacada a Jim Gordon.

Gotham: capítulo 10, Bruce Wayne y Selina Kyle, mucho más que amigos

Tal y como se aprecia en el vídeo sobre estas líneas, la relación entre los dos jóvenes cada vez se estrecha más y ya se han puesto las bases para la relación futura entre ambos. Los sicarios intentan todo para acabar con la vida de la chica y así proteger al supuesto asesino de los Wayne, que finalmente resulta no ser Lovecraft, ya que acaba siendo brutalmente asesinado con la pistola de Jim Gordon. El alcalde, desesperado por evitar que el caso llegue a los medios de comunicación, decide hacerlo pasar por un suicidio y enviar a Jim a trabajar como guarda de seguridad en el manicomio Arkham. Sin embargo, pese a tratarse de una degradación de rango, el principal beneficiado será el propio personaje, ya que estará en contacto con varios de los villanos más carismáticos del universo Batman.

Gotham: capítulo 10, Bruce Wayne y Selina Kyle, mucho más que amigos

Por último, las tretas de Fish Mooney en 'Gotham' siguen provocando daños colaterales, ya que, tras el golpe dado a la caja fuerte de Falcone en el anterior capítulo, la paciencia del viejo mafioso ha llegado a su límite, por lo que elimina de manera cruel a uno de los encargados de proteger el escondite del dinero. Esto estrecha el cerco en torno a la atractiva mujer, a quien Oswald Cobblepot tiene en su punto de mira. El Pingüino está aprovechando el momento idóneo para atacar y hacerse con el puesto de privilegio que ocupa su mayor enemiga. De hecho, su vida depende de ello, ya que Falcone le ha obligado a traerle pruebas de que fue Fish Mooney la responsable y no Salvatore Maroni. ¿Qué te ha parecido el décimo capítulo de 'Gotham'?