Gotham: capítulo 13, ¿El final de Fish Mooney?

Escrito por

El capítulo 13 de ‘Gotham’ nos dejó un ápice de esperanza para la comisaría de la ciudad y además nos deja a Fish Mooney en su momento más bajo desde que comenzó la serie.

Que hay algo que huele a podrido en la comisaría de Gotham es algo que todos tenemos más o menos claro. La corrupción de la ciudad comienza dentro de sus propios muros, por tanto, es complicado luchar contra ella. En este episodio hemos visto cómo un testigo de un asesinato perdía la vida en la propia sala de interrogatorios, lo que significa que tiene que haber algún policía implicado necesariamente. Ese no es otro que Arnold Flass, de narcóticos, un policía que está bajo el ala de la familia Falcone, algo que no tardará en pasarle factura. Te lo contamos todo a continuación y además te mostramos un vídeo con un resumen del capítulo 13 de ‘Gotham’.

Mientras tanto, en el anterior episodio habíamos dejado a Fish Mooney en manos de Falcone tras descubrir todo su juego gracias a un chivatazo del Pingüino, lago que les enfrenta definitivamente. La mujer más atractiva de ‘Gotham’ termina en manos del mafioso, pero consigue escapar gracias la ayuda inestimable de su leal Butch. Ambos deciden emprender su venganza matando a Oswald Cobblepot, algo que les saldrá muy caro, pues Butch termina siendo asesinado a manos de Victor Zsasz y Fish se ve obligada al exilio.

Por su parte, Bruce Wayne intenta por todos los medios encontrar a Selina, algo que finalmente consigue. Sin embargo, ella se ve agobiada por el cariño que le ofrece el joven millonario y decide decirle que no había visto el asesinato de sus padres y romper la relación, algo que le rompe el corazón, pero no le hace desfallecer en la búsqueda del asesino. Por último Arnold Flass es detenido en medio de la comisaría, cuyos agentes recuperan algo del honor perdido en los últimos tiempos. ¿Qué te ha parecido el capítulo de Gotham?