Gran Hermano 16: Carlos, ¿es un concursante gafe?

Escrito por

Niedziela y Marta han dado la voz de alarma, Carlos podría ser gafe en GH 16 debido a una sucesión de expulsiones que han puesto al joven en el punto de mira. ¡Te lo contamos!

A falta de muy pocos días para celebrar la final del reality, los concursantes hacen balance de su paso por el concurso y mientras recuerdan a sus compañeros caen en una misteriosa coincidencia que tiene a Carlos como protagonista. El chico que se casó con Ivy en la primera gala del programa es uno de los seis finalistas (¿aún no sabes qué finalista de Gran Hermano 16 eres según el test de melty?) y se juega el triunfo junto al resto de sus compañeros. Pero estos podrían correr peligro si se acercan mucho al joven, pues una supuesta maldición podría estar presente en la casa de Guadalix de la Sierra. ¡Todos los que se acercan a Carlos acaban en la calle! Al menos eso opinan algunos de los participantes. ¡Sigue leyendo!

Niedziela y Marta se han confesado junto al Súper. Las concursantes piensan que Carlos es gafe debido a unas extrañas coincidencias en los abandonos de los participantes. Todos los que han dormido en la cama que pega a la de Carlos han sido expulsados. Ivy, Carolina y Ricky fueron eliminados por parte de los espectadores, al igual que Kike y Marina, quienes también durmieron junto al chico. Además, estas personas han sido a las que Carlos ha defendido cuando llegaba cada semana el momento de realizar los alegatos a favor de los que estaban nominados. Curioso, ¿verdad? A pesar de ello, Niedziela, la amiga inseparable de Sofía y Marta en Gran Hermano 16 ha decidido arriesgarse y dormir en “la cama maldita”, pues así la denominan entre ellos.

Con la llegada de la final y con tan solo seis concursantes conviviendo todos podríamos esperar a que los ánimos estuvieran bastante calmados en Gran Hermano 16. Pero lejos de eso, Aritz ha decidido arremeter contra Sofía, Han y Marta. El motivo ha sido la prueba semanal. El vasco cree que tanto él como Carlos y Niedziela están ensayando bastante y que el resto no se lo está tomando demasiado en serio. Sofía ha sido la que peor se lo ha tomado y su respuesta ante las peticiones de Aritz ha sido la siguiente: “Iré cuando quiera”, mientras se sentaba en el sofá del jardín. ¿Correrá Niedziela la misma suerte que el resto de expulsados?