Hablando en serie: del final de 'Vis a vis', la despedida de 'Juego de Tronos' y el día D

Escrito por

Semana grande para la televisión que va camino de dejarnos un agridulce sabor de boca en el que se mezclan sensaciones de todo tipo. El 'adiós' siempre es duro, aunque no sea definitivo...

'Vis a vis' se ha ido para siempre, con un final abierto que nos ha sabido a poco y con la promesa de que no habrá tercera temporada. Tan poético, y un poco increíble, como fue el desenlace de Macarena y Fabio, que han pasado de tirarse los trastos a la cabeza a lo que parece ser una promesa de amor eterno, que ha dejado a muchos con miles de preguntas sin respuesta en la cabeza. Dice Álex Pina que el motivo de tal proceder radica en el deseo de que sea el propio espectador el que se imagine el final, quizás sea en esta incertidumbre y en algunas incoherencias de guión en las que radique la espectacularidad de la serie. Maggie Civantos ha escrito un antes y un después en su carrera con esta serie, pero no solo ella, también Alba Flores, que ha resultado ser uno de los mejores fichajes de la ficción. De cuna le venía lo del arte, pero está claro que tiene madera para ser recordada por ella misma: estamos deseando volver a verla en acción. Y es que ha sido el perfecto complemento de Najwa Nimri, una superlativa Zulema que nos ha enamorado desde su despiadado antagonista. La única forma de obrar ese milagro era con una explosión de talento capaz de ejecutar a la perfección la joya de personaje con el que supo mimetizarse.

Lo único que alivia la pena por habernos despedido de 'Vis a vis' es que el domingo hay nuevo capítulo de 'Juego de Tronos (Game of Thrones)', uno de esos que hacen historia. El problema no deja de ser, por otro lado, que también la sexta temporada llega a su fin (motivo por el que mis compañeros y yo estamos haciendo una porra tratando de averiguar quién va a morir). A mí siempre me da por apostar por aquellos que me gustaría que hubieran llegado al final de su andadura en la serie, pero por si acaso acierto, me callo. Estamos esperando una traca final de altura porque la temporada ha dejado mucho que desear, llegando incluso a resultar tediosa y predecible (precisamente lo que la convertía en todo un fenómeno, esas muertes inesperadas que dejaban al público con la boca abierta, han brillado por su ausencia). Éste es el motivo de que el próximo domingo la expectación vaya a ser mayúscula, por el final de 'Juego de Tronos (Game of Thrones)', no por las elecciones (y eso que no pocos van a hacer la porra el domingo). Pero es que claro...tú me contarás. Esta noche, insinúan los adelantos en vídeo, que Susana Griso le va a preguntar, indirectamente, a Rajoy, si ha podido mantener relaciones sexuales con su mujer en la Moncloa, en el marco de 'Dos días y una noche'. Si las malas lenguas hablaban de que muy negro lo tenía que ver el presidente en funciones para concederle una entrevista a Évole, no me quiero ni imaginar lo que está pensando ahora.