Hablando en serie: el fin del Ministerio, los desnudos de 'Vis a vis' y 'Cuéntame' en suspense

Escrito por

Los lunes cambiarán radicalmente a partir de ahora, pues la renovación del Ministerio nos tiene tan atentos como la de 'Cuéntame', sobre todo desde que están en tela de juicio (nunca mejor dicho).

Sinceramente, hay dos formas de analizar la parrilla televisiva, diciendo lo buenos que son todos o diciendo la verdad. Yo suelo inclinarme por lo primero, al menos de viernes a miércoles, porque los jueves se me permite rizar el rizo. Llevo unos días riéndome sola con una frase que escuché en 'Seis Hermanas', cito textual: "Se os han atragantado las perdices". Porque la serie se ambienta en 1914, que sino pensaría que le viene al pelo a cualquiera de los capullos que presumen de felicidad en Instagram y luego se pasan la vida en el sofá. Me sé otra comparativa mejor, pero igual más adelante que no quiero que me linchen. Cuestión, que la frase bien se les podría aplicar a ciertos protagonistas que llevan en emisión más años que Carracuca. Ahora el problema, además de que a lo mejor llevan un montón chupando del bote público y encima haciéndose los longuis, es que tal vez nos quedemos sin final de 'Cuéntame cómo pasó', Hablando en serie, lo que sería una verdadera lástima después de haber hecho una serie tan buena en tantos sentidos.

Por otro lado nos encontramos con el apoteósico final de la segunda temporada de 'El Ministerio del Tiempo', Hablando en serie, que comenzaba la emisión con un resumen de todo lo que había sido la serie, que a mí me daba muy mala espina, pero en fin. Lo de la pública parece sacado de una película de terror, ciertamente, porque tienen un producto que a la gente le encanta y que está teniendo una repercusión brutal en las redes sociales, que se está llevando a la crítica de calle...y aún así se lo están pensando. No sabemos el qué. A lo mejor están esperando a que les pase como con tantas otras cosas que los han dejado compuestos y sin 'novio' para irse a triunfar en uno de los grandes grupos privados. A la segunda temporada de 'Vis a vis' también le está costando mantenerse, pues ayer se la comió con patatas 'La que se avecina'. Yo no entendía que no funcionara hasta que mi madre me dijo que ella misma había dejado de verla porque era demasiado explícita, esto es, que daña su sensibilidad. Yo, por mi parte, pienso que ahí radica su grandeza, pero claro, nunca llueve al gusto de todos. La fina línea que separa lo espectacular de lo exitoso... eso es algo que no se puede predecir.