Hablando en serie: 'La Embajada' triunfa, 'LQSA' continua imparable y 'Mdt' vuelve a lo grande

Escrito por

Semana de cambios, de grandes vaivenes en la parrilla televisiva y de innumerables éxitos, aunque el público y la crítica continúan sin entenderse en ocasiones.

Hablando en serie, lo de 'La Embajada' lo sabíamos todos, que iba a triunfar, digo. Creó expectación, jugó bien sus cartas (hasta romance real esconden sus personajes) y se ha hecho con un reparto que para sí lo quisieran muchos otros. Si tiras de reencuentros, de guapos nacionales, de actrices/bloggers/modelos y te apuntas un tanto más con alguna que otra fiera de la interpretación, el éxito está garantizado. Se llevaron el gato al agua, el público se puso de su parte (castigando a Bertín y al Ministerio, mal que me pese) y la crítica también los ha felicitado, aún reconociendo que podría brillar más. Un nuevo éxito de Antena 3 que tal vez compense que la segunda temporada de 'Vis a vis' no esté causando el impacto deseado (y no por falta de calidad, sino porque aquí, en este país en el que vivimos, el morbo y la cocina tiran mucho). Solo hay una noticia esta semana que llama tanto nuestra atención como el primer capítulo de 'La Embajada', la baja de Jordi Hurtado, porque si algo nos gusta tanto como criticar y comer, sin duda es la guasa y el cachondeo.

Hasta en 'El Ministerio del Tiempo' se dejó ver el presentador de 'Saber y ganar', como parte de esa comedia organizada en torno a su 'eterna juventud' (parece que Ana Blanco ha pasado algo más desapercibida). Podríamos hablar, en torno a los últimos capítulos de la ficción de Televisión Española, que tal vez haya sido una especie de castigo a esa inesperada 'mid season', aunque ciertamente ¡menudo regreso! Esta obra maestra de la televisión parece como el vino, cuanto más tiempo pasa, mejor está, y eso que casi parecía una misión imposible... Yo, que siempre fui muy de historia, me maravillo con cada una de las recreaciones, incluso sueño con ese esperado capítulo de las mujeres de la 'Generación del 27'. Parecen los invencibles los guionistas de esta fabulosa serie a la que se engancha todo aquel que la saborea. ¿Casualidad? No lo creo. Tal vez se trate de que a veces, cuando las cosas se hacen bien, sorprenden y maravillan a partes iguales. Seguramente se acabará antes de lo que esperamos, más que nada, por hacer honor a ese dicho que habla de que "lo bueno, si breve, dos veces bueno".

Poco menos podemos decir de 'La que se avecina', que si bien es cierto que comenzó su temporada 9 un poco floja, nada queda ya de esos coletazos. La ficción ha regresado con el humor fino y desgarrador que la caracteriza, haciendo gala de unos personajes tan arraigados en las tramas como en los actores que les dan vida de manera sublime. Judith (Cristina Castaño), Amador (Pablo Chiapella), Lola (Macarena Gómez), Enrique (José Luis Gil) o Antonio (Jordi Sánchez) son solo algunos de estos espectaculares personajes que dan sentido a las tramas y que tanto han evolucionado dentro de la serie que su 'alter ego' ha evolucionado de forma brutal. 'Hablando en serie', grandes productos televisivos (La Embajada, Vis a vis, El Ministerio del Tiempo) que, en su camino hacia la gloria, a veces se ven sacudidos por la llamada 'soberana audiencia'.