Hablando en serie: Pilar Rubio y Esteso, Carlos y Claudia en 'La Embajada' y una tele que se nos va de las manos

Escrito por

Una semana muy movidita esta que llevamos, para la que aún queda más de una traca final que tendrá lugar esta noche... y es que mayo no solo es la época de las comuniones, también en la que las temporadas llegan a su fin.

"Lo nunca visto" piensa mi madre cuando le cuento que en Asturias hace un día de escándalo mientras en Sevilla llueve a borbotones. Es la tónica de este extraño mes de mayo en el que muchas de las ficciones se preparan para despedirse de los espectadores: algunas para siempre, algunas por el momento. Por si acaso, la revuelta organizada por los 'ministéricos' ha contagiado a los fans de 'Vis a vis', que a voces reclaman una tercera temporada. No me extraña, cabe destacar. Menudo capítulo nos regalaron a noche, que ya me pueden enseñar a hacer albóndigas de gambas a la gabardina o lo que quieran, que la ficción, cuando es buena, no tiene rival (digan lo que digan las audiencias). Eso precisamente es lo que ocurre con 'El Ministerio del Tiempo', que la noche de los lunes se ha convertido en mi momento favorito de la semana, y ahora puede que no renueve (rezando estoy para que no ocurra tamaño despropósito, la verdad). Hablando en serie, 'La Embajada' empezó a ser una maravilla en el mismo momento en que se le ocurrió fichar a Alicia Borrachero, sí, pero lo del Ministerio es una auténtica obra de arte (en todos los sentidos).

Hablando en serie: Pilar Rubio y Esteso, Carlos y Claudia en 'La Embajada' y una tele que se nos va de las manos

Luego está la otra cara de la moneda, que no sé si es para reír o directamente para quedarse con la misma cara que tenía yo ayer. Las expresiones de Esteso en 'El Hormiguero' frente a Pablo Motos, ya solo eso se merece que apartes la mirada del móvil, pero cuando el susodicho ve a Pilar Rubio, minifaldera ella y con esa risa suya, la cosa ya resulta de órdago (como cuando vio a las cuatro rubias, pero más de andar por casa, no sé). Genial. Un cúmulo de sinsentidos que solo Pablo Motos conseguía mantener firme, muerto de risa, pero en su sitio, como siempre. Me recordó un poco, salvando las distancias, a esa tensión sexual que aflora en el reparto de 'La Embajada', que habría que preguntarle a Corberó si esto es como en 'Física y Química', que "follaban todos con todos". Hablando en serie, y de finales, también se acerca el de mi amada Judith de 'La que se avecina', que yo sigo teniendo mis dudas sobre que la serie consiga superar la marcha de Cristina Castaño, pero bueno, como siempre, confío en los Caballero y en que Antonio, Nines, Amador o Fermín, entre otros, suplan ese imponente vacío. En su día fue Cristina Pedroche la que sustituyó a Pilar Rubio en 'Sé lo que hicisteis', a ver qué tienen reservado para la madre de Dylan.