Ian Somerhalder: su beso más tierno no es para Nina Dobrev ni para Nikki Reed

Escrito por

Ian Somerhalder protagoniza un reportaje en el que vemos al actor de The Vampire Diaries regalándole un beso a un elefante mientras explica por qué decidió emprender una misión para salvar a estos animales.

En melty no sabemos con certeza si realmente Ian Somerhalder está dispuesto a abandonar The Vampire Diaries, pero lo cierto es que la agenda cooperativa del actor está tan llena que estamos seguros de que podría dedicarse de manera permanente a ayudar a los demás si finalmente deja su carrera artística. Dudamos que así sea, ya que el norteamericano ha demostrado que es capaz de compaginar su trabajo en el mundo de la actuación con acciones para la protección y preservación del medio ambiente. Su última gran misión trata sobre salvar a los elefantes africanos de un camino directo hacia la extinción. El marido de Nikki Reed participa con WildAid para la campaña Year of the Elephant de manera que este año nazca un mayor número de este inmenso y legendario animal que se enfrenta a una de las peores eras de su existencia. Su meta es lograr superar el número de nacimientos frente al número de asesinatos perpetuados por cazadores furtivos que acaban con estas criaturas sin pensar en el impacto que pueden generar en la naturaleza.

La foto que regaló Ian Somerhalder del episodio 16 de The Vampire Diaries fue muy bien recibida por sus fans, pero la imagen en la que le vemos besando a un elefante tiene tanto significado que ni siquiera Nikki Reed podría estar celosa del momento tierno que protagoniza su marido con 'otra' bella criatura. Desde el momento que congenió con aquel animal en Zimbabue, Ian Somerhalder decidió luchar por la existencia de los elefantes. “Todas las mañanas me levantaba y me tomaba el café con un elefante joven y huérfano llamado Dojiwae, por desgracia sus padres fueron asesinados por unos cazadores furtivos”, cuenta en un reportaje de la CNN. El actor busca concienciar a la gente que utiliza accesorios con motivos de marfil, “no se dan cuenta de que esa pieza de marfil en su pulsera o en su colgante viene de un elefante”, y asegura que la misión de WildAid empieza por detener la venta de este tipo de productos, “cuando la gente deje de comprarlos, los cazadores dejarán de matar”. Year of the Elephant quiere acabar con cifras tan preocupantes como que cada año alrededor de 33.000 elefantes sean asesinados por cazadores furtivos. ¿Qué te parece la iniciativa?