Ian Somerhalder y Nina Dobrev: un drama para explotar en The Vampire Diares

Escrito por

El drama personal que mantienen Ian Somerhalder y Nina Dobrev en su vida privada beneficia a los picos de audiencia de The Vampire Diaries, por lo que cabe preguntarse si los actores que una vez fueron pareja están explotando este recurso para atraer a sus fans a la serie.

Aunque hace tiempo que no son pareja y el romance de Ian Somerhalder con Nina Dobrev se podría acabar definitivamente en The Vampire Diaries, todavía mantienen un estado de tensión constante en el set de rodaje que lleva tanto tiempo dando tumbos que empieza a ser sospechoso. Los últimos rumores sobre la pareja de actores que hemos recopilado en melty.es afirman que podrían estar alargando ese drama personal con la intención de atraer a la audiencia a la serie de vampiros que protagonizan, lugar en el que muchos de sus fans buscan el siguiente capítulo del romance fallido de los actores con la esperanza de que algún día vuelva a regenerarse. Una estrategia con la que fingen una batalla interminable que mantenga enganchados a sus admiradores.

Ian Somerhalder, que se estrenará como director en The Vampire Diaries, podría ser complice junto a Nina Dobrev de una trama en la que fingen un drama personal para subir los índices de audiencia en la serie que protagonizan según afirma la web Celeb Dirty. Una de las acciones que tejen esta estrategia comercial es que aún no han desmentido que la relación de los actores en el set de rodaje está cargada de tensión, un drama que le ha estado dando publicidad a un show que ha tenido muchos altibajos en audiencia. La complicada situación comenzó cuando Ian Somerhalder y Nina Dobrev decidieron partir sus caminos en lo amoroso, una decisión que chocó dese el primer momento con el hecho de que seguirían siendo compañeros de trabajo.

En un primer momento la situación fue bastante manejable para los dos, hasta que Somerhalder comenzó una nueva reacción con la actriz Nikki Reed y entonces fue cuando detonó el drama de Damon Salvatore y Elena Gilbert detrás de las cámaras. Para agravar aún más la tesitura, el actor de 36 años comenzó a acudir al rodaje acompañado de su nueva pareja, un gesto que abrió aún más las heridas de Nina Dobrev, quien no veía con buenos ojos la presencia de Nikki Reed durante la grabación de sus escenas. El drama aumentó cuando la protagonista de The Vampire Diaries comenzó a salir con uno de los mejores amigos de Somerhalder y líder de la banda Foster the People, Mark Foster. Los altibajos entre la pareja más querida de la serie de The CW han continuado a lo largo del año, una historia paralela a la de Damon y Elena que mantiene la atención de aquellos que un día soñaban con el amor idílico de los dos actores en la vida real. ¿Crees que se trata de un montaje para ganar audiencia?