Infanta Cristina: las 8 pruebas invisibles a ojos del fiscal

Escrito por

El fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce, ha vuelto a afirmar que no ve motivos para imputar a la Infanta Cristina en el Caso Nóos. Repasamos los indicios que hacen dudar de la inocencia de la hija del Rey.

El pasado mes de mayo, la Audiencia Provincial de Palma dejó sin efecto la imputación de la Infanta Cristina por el caso Nóos, alegando la falta de indicios suficientes para sostener la acusación de un posible delito contra la Hacienda Pública. La pasada semana, el máximo responsable de la Fiscalía, el fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce, afirmó que no hay nuevos indicios que apunten a una posible responsabilidad criminal de la duquesa de Palma en este caso. Torres-Dulce hace referencia a los últimos documentos enviados por el banco BBVA al juez que instruye el caso José Castro, en los que se aseguraba que la Infanta Cristina usó tarjetas de crédito de Aizoon. Aunque fue en 2010 cuando se destapó el caso Nóos, no ha sido hasta este 2013 cuando se ha involucrado el nombre de la Infanta Cristina en este proceso. Enumeramos a continuación algunas de las razones por las cuales la inocencia de Cristina de Borbón está en duda.

Participación en Aizoon

La hija del Rey era copropietaria junto a su marido de la inmobiliaria Aizoon, participando al 50%. A través de ella, se habría desviado parte de los seis millones que recibió de las arcas públicas el Instituto Nóos, organización sin ánimo de lucro dirigida por el propio Urdangarín y su ex socio Diego Torres.

Declaración de Diego Torres

En sus declaraciones, Diego Torres ha asegurado repetidamente que la Infanta Cristina ejercía un papel activo dentro de la Junta Directiva del Instituto Nóos, el mismo que el resto de integrantes de esta entidad. Asimismo, Torres afirma que Doña Cristina ejerció tareas de representación del citado instituto años después de haberse desvinculado de él.

Actividades de su esposo

Muchas voces señalan que parece imposible que la Infanta no estuviera al corriente de las actividades de su marido como dirigente del Instituto, ya que por la naturaleza de las mismas, habría sido imposible actuar a sus espaldas. Un ejemplo al que se hace referencia es la negociación del convenio Illes Balears Forum, que tuvo lugar en el Palacio de Marivent, la residencia de verano que la familia real posee en Palma de Mallorca.

Conversaciones con el Rey

En el auto dictado la pasada primavera para acordar la imputación de la Infanta Cristina, el juez Castro comentaba que no llegaba a entender que el Rey Juan Carlos no hubiera comentado con su hija las críticas o recomendaciones que había hecho llegar a su marido, que le instaban a desvincularse del Instituto Nóos.

Influencia de la Casa Real

El mismo juez que instruye el caso, vio la necesidad de una "cooperación necesaria" de la Infanta en los delitos que su marido presuntamente cometió al frente del Instituto Nóos. Ya que sin la presencia de la hija del Rey, ni de otra persona de la familia real, ni Urdangarín ni Torres habrían podido obtener los fondos de las Administraciones públicas que supuestamente desviaron.

Contratación irregular de empleados

José Castro dejó claro en el auto del caso Nóos, que la Infanta Cristina participaba directamente en la contratación del falso personal para la empresa Aizoon. Este personal formaba parte del mantenimiento y cuidado de la casa familiar en Pedralbes (Barcelona), no obstante, estaban registrados como administrativos de Aizoon, S.L.

Gastos cargados a Aizoon

En el último informe recibido por el juez Castro del BBVA, se puede apreciar una relación de gastos abonados con la tarjeta bancaria de la Infanta, que se cargaron a una cuenta de Aizoon, entre los que destaca el pago de material escolar, el peaje de autopistas, restaurantes o ropa infantil de una exclusiva marca francesa.

Transferencias de dinero

José Castro también investiga dos transferencias desde una cuenta de Aizoon a otra en la que figuran como cotitulares Iñaki Urdangarin y la Infanta Cristina. Se podría estar hablando de una cantidad de 150.000 euros procedentes de la inmobiliaria, usada para desviar dinero público.

Infanta Cristina: las 8 pruebas invisibles a ojos del fiscal - photo
Infanta Cristina: las 8 pruebas invisibles a ojos del fiscal - photo
Infanta Cristina: las 8 pruebas invisibles a ojos del fiscal - photo