iPhone 6: trucos y atajos de la cámara, ¿cómo hacer las mejores fotografías?

Escrito por

La cámara del iPhone 6 es una de sus mejores características. Mediante unos cuantos sencillos pasos podemos mejorar drásticamente su rendimiento y la calidad de las imágenes que tomemos.

Una de las características más potentes y con mayor atractivo del iPhone 6 es su espectacular cámara. Hace tiempo que, gracias a los nuevos smartphones, llevar un teléfono en el bolsillo casi se ha convertido en el equivalente de llevar una buena cámara de fotos. Con unos cuantos y sencillos consejos podemos conseguir, además, ser estupendos fotógrafos sacando el máximo provecho de la cámara integrada en nuestro teléfono Apple. Hoy en melty te damos unas sencillas claves muy fáciles de entender para conseguir sacar el máximo rendimiento de la cámara del iPhone 6.

A pesar de que a Apple y sus cámaras les espera un futuro prometedor más allá del iPhone 6, hay que tener claro que la cámara actual es una bestia. ¿Por qué no usar la cuadricula ? Tras activarla en el menú de opciones de la cámara, la cuadrícula o rejilla nos permitirá dos grandes beneficios : conseguir fotografías que no estén torcidas y, además, poder guiarnos por la regla de los tercios. En esencia esta regla nos aconseja no tomar fotografías donde el sujeto esté demasiado centrado en la imagen. También es muy recomendable tener siempre activado el modo HDR automático. De este modo, nuestras imágenes tendrán un mayor rango dinámico, lo que significa que plasmaran con mayor detalle tanto las zonas con luces como con sombras.

Otro consejo : trata de evitar el zoom y el flash. Ambos restarán calidad a las imágenes, ya sea mediante una pixelización innecesaria o por una fotografía demasiado iluminada y, por consiguiente, poco realista. Además, si disponemos de tiempo para tomar la imagen, es preferible no usar la aplicación de la cámara que viene por defecto en el iPhone 6 y que, en su lugar, apostemos por apps como ProCam o VSCO Cam, software sencillos de usar que potencian parámetros como la saturación y el detalle, además de contar con una interesante gama de filtros creativos. Por último, hay que recordar que el hecho de no usar flash no quiere decir que no podamos tomar fotos por la noche. Si nos aficionamos a experimentar con la exposición automática descubriremos un mundo de posibilidades. Ni que decir tiene que podemos compartir nuestras mejores imágenes en Instagram para así tener feedback y una idea cercana de lo que les parece al resto nuestro trabajo. ¡Manos a la obra ! ¿Te parecen útiles estos consejos?