iPhone 7 no será una copia exacta del Samsung Galaxy S7

Escrito por

Los últimos rumores sobre el iPhone 7 detectan un elemento que hace que el nuevo smartphone de Apple se aleje más de lo que ofrece el Samsung Galaxy S7.

Las últimas fotos filtradas del iPhone 7 cada vez parecen más reales, y es que estamos tan solo a medio año de la que podría ser la fecha de presentación del nuevo buque insignia de la telefonía móvil de Apple. Muchos se preparan para recibir en las tiendas lo que algunos describen como un teléfono que simulará muchas de las características que ya ofrece el Samsung S7, pero páginas como ETNews se han hecho eco de una información que podría alejar más que nunca estos dos productos súper ventas de la tecnología moderna. Tiene mucho que ver con la velocidad de almacenamiento que ofrecen los de la marca coreana frente a lo que incluirán los de Cupertino en su nuevo smartphone, ya que el Galaxy S7 guarda los datos de forma ultra rápida dejando a los demás aparatos de la competencia muchas calles atrás. Recordemos que Samsung y Apple llegaron a un acuerdo para trabajar juntos en el campo del almacenamiento, pero es muy posible que el Universal Flash Storage (UFS) que ofrece el Galaxy S7 no llegue hasta el año que viene para los dispositivos móviles de Tim Cook.

El iPhone 7 podría medir tan solo seis milímetros de grosor, pero esto no es algo que nos sorprenda demasiado teniendo en cuenta todo lo que están dejando para el siguiente modelo por problemas de licencias y retrasos en la producción. El último caído ha sido el UFS de Samsung, que le permitiría al nuevo smartphone de Apple ofrecer una velocidad de almacenamiento comparable al último teléfono de la compañía coreana. El nuevo iPhone se tendrá que confirmar con tecnología NAND en el futuro más próximo, por lo que no veremos un smartphone guardando datos tan rápido como el Galaxy S7 hasta 2017 como mínimo. Según afirman los surcoreanos de ETNews, los creadores de la tecnología ultra rápida que utiliza el último móvil de Samsung no han sido capaces de cumplir con la demanda de producción que le pedía Tim Cook de cara a la fabricación del iPhone 7, por lo que el tiempo se les ha echado encima y lo tendrán que dejar para más adelante. Una vez más, los de la manzana mordida tendrán que armarse de paciencia para recibir en sus teléfonos una de las características más útiles de los productos de la competencia. ¿Crees que esto reducirá las ventas del 7?