Irina Shayk: El sexy mini bikini que solo Bradley Cooper puede disfrutar (Fotos)

Escrito por

Irina Shayk continúa sus vacaciones en la isla italiana de Capri acompañada de su novio, Bradley Cooper, con quien comparte besos de pasión mientras luce mini bikinis de escándalo.

Mientras su ex novio acaba de arrancar la temporada liguera con un triste empate a cero contra el Sporting de Gijón, el presente de Irina Shayk se antoja mucho más alegre, vital y, sobre todo, sexy. La preciosa modelo de 29 años continúa descansando y luciendo palmito en la costa italiana acompañada de su flamante nuevo novio, el actor Bradley Cooper. A tenor de las imágenes que hoy queremos enseñarte en melty, a la joven no se le ve nada preocupada por la sequía goleadora del equipo de su ex novio durante la pretemporada liguera. De hecho, lo único que parece preocuparle a la exótica belleza rusa es que su chico actual no pase demasiados segundos alejada de ella. Tampoco es muy difícil: ¿quién querría pasar siquiera un milisegundo lejos de semejante diosa?

Y más aún con semejante mini bikini. El estadounidense de 40 años no pudo estar ni un instante lejos de su amada, quien insistía en colmarle a besos, caricias y todo tipo de comodidades en su tumbona italiana: la viva imagen de dos adolescentes enamorados que, todavía en los primeros compases de la relación, son incapaces de despegarse el uno del otro durante sus vacaciones en la isla de Capri. Irina Shayk lució otro llamativo mini bikini que, gracias a la web Daily Mail, sabemos que cuesta la nada despreciable cifra de 100 libras esterlinas. Y eso que es mini: la voluptuosidad rusa intentaba escaparse de la tela en cada una de sus curvas.

Posiblemente, lo más atractivo de la prenda (más aún, lucida en Irina Shayk) fuese la atrevida parte trasera, carente de tela casi en su totalidad y dejando al descubierto el cotizado trasero de la joven. Como modelo, Irina Shayk ha dejado bien claro una vez más que una de sus máximas prioridades estivales es también la de conseguir el mayor y mejor bronceado posible. Y, claro está, el bueno de Bradley Cooper tampoco es que vaya a protestar demasiado. Ataviado con un conjunto de bañador, camiseta y gorra al más puro estilo dominguero, el actor mostró una cara de relajación, bienestar y alegría que habla por sí sola. ¿Qué te parece este nuevo bikini explosivo de Irina Shayk?