Jared Leto, Matthew McConaughey o Christian Bale: ¡Sus increíbles cambios de peso para sus personajes!

Escrito por

Jared Leto es uno de los actores de Hollywood más sacrificados a la hora de ganar y perder peso para interpretar a un personaje, pero no es el único. La redacción de melty te descubre los cambios más extremos de la gran pantalla

¿Hasta qué punto un actor puede arriesgar su salud por un personaje ? Tras conocer que Jared Leto está teniendo problemas para recuperar peso de cara a su próxima película en la que interpretará a Joker, desde melty hemos querido hacer un repaso a algunos de los grandes intérpretes de Hollywood que lo han dado todo por su personaje. Leto ya demostró su capacidad de metamorfosis en la película Chapter 27, para la que tuvo que engordar cerca de 30 kilos de grasa y así poder interpretar a Mark David Chapman, el asesino del ex miembro de The Beatles, John Lennon. ¡Pero eso no es todo ! Para Dallas Buyers Club, film que le valió el Oscar a mejor actor de reparto en 2014 tuvo que perder 13 kilos por debajo de su peso saludable. ¡Eso sí que es sacrificio !

Al igual que todas las evoluciones que ha sufrido Jared Leto con su imagen, en ocasiones otros actores también han tenido que ir ganando y perdiendo tallas de manera sucesiva por exigencias del guión. El caso más sonado es el de Christian Bale, que pasó de tener un cuerpo 10 en American Psycho (2000) a lucir un aspecto enfermizo en El Maquinista (2004), perdiendo ni más ni menos que 28 kilos (aunque el actor quería incluso haber bajado hasta 45 kilos). Un año después tuvo que interpretar a Batman en Batman Begins (2005), para lo que tuvo que recuperar el peso perdido, y además ganar 18 kilos adicionales de músculo. La lista de actores dedicados al 100% a sus personajes es amplia : Matt Damon, Matthew McConaughey, Robert de Niro, Tom Hanks o Russel Crowe también han arriesgado su salud transformando su físico en sus películas.

Pero esto no sólo es cosa de ellos. Algunas de las actrices más importantes de Hollywood también han cambiado su cuerpo para meterse en la piel de un personaje. De hecho, Natalie Portman perdió 10 kilos por debajo de su peso saludable para conseguir el cuerpo de una esbelta bailarina en Cisne Negro (2011) lo que le valió un Oscar a mejor actriz. Ese mismo año Rooney Mara se quitó de encima 7 kilos, además de ponerse piercings de verdad, para interpretar a Lisbeth Salander en Milenium : Los hombres que no amaban a las mujeres (2011). También fue célebre la gesta de Charlize Theron, que ganó el Oscar a mejor actriz en 2003 por su papel en Monster, donde perdió 13 kilos.

  • ¿Y cómo lo consiguen ?

La verdad es que hazañas como las que realiza Jared Leto no están al alcance de cualquiera, y deben ser supervisadas por especialistas. Robert de Niro cogió 5 kilos a la semana comiendo todo lo que se le antojaba, y consiguió 27 kilos en lo que duró el rodaje de Toro Salvaje (1981). George Clooney engordó 17 kilos con una dieta principalmente de pasta para el film Syriana (2005). En el caso opuesto, Tom Hanks consiguió adelgazar 22 kilos en una año para su transformación en Naufrago (2000) gracias a una estricta dieta. El ya nombrado Christian Bale, consiguió a base de café, una lata de atún y/o una manzana enfundarse en la piel de su personaje en El Maquinista. ¿Todo un sacrificio, no?