Jennifer Lopez, Britney Spears o Kanye West entre los famosos más bordes con sus fans

Escrito por

A pesar de deber parte de su éxito a todos esos seguidores que veneran su profesión, algunos artistas no son tan agradecidos con ellos como deberían. Hoy en melty.es te presentamos siete casos que te dejarán de lo más sorprendido.

La vida de estrella no es nada fácil, pero la de fan, tampoco. Y sino que se lo digan a todos aquellos seguidores de las celebrities que te presentamos a continuación en melty.es, ya que alguna vez han sufrido en primera persona el mal humor de sus celebridades favoritas. Seguramente, en la vida, todos nos hemos topado con personas con muy malas pulgas, que tal vez, a causa de un mal día, nos han dedicado palabras que son de todo menos agradables. Sin embargo, cuando la fama llega a la vida de algunas personas, ésta los convierte en seres con un ego bastante alto, tanto que incluso se atreven a descargar su temperamento contra quienes, en parte, les han hecho escalar hasta lo más alto del éxito. A continuación te presentamos varios casos de famosos que han sido, en más de una ocasión, bastante desagradables con sus fans.

Jennifer Lopez ya ha sido catalogada de hipócrita varias veces y te contamos cómo desprestigió a los vecinos de su 'querido barrio', el Bronx. Este apelativo parece ir bastante ligado a su mal carácter, que ya ha mostrado en varias ocasiones ante sus seguidores. Jlo presume de ser la de siempre, aquella sencilla joven que creció en uno de los barrios más modestos de Nueva York, sin embargo, muchas de sus actuaciones la dejan bastante en evidencia. López parece tener un grave problema de comunicación con la 'gente común', tanto que incluso se niega a hablar con ellos. Para evitar el contacto, la cantante se vale de sus asistentes, que preguntan y responde por ella. En una ocasión, una azafata se dirigió a Jennifer para preguntarle qué quería beber. Ésta, sin pensárselo dos veces, se dirigió hacia uno de sus asistentes y le dijo : "Dile que tomaŕé una Coca Cola Light". El asombro de la azafata no pud ser más grande. Otro caso parecido se remonta a cuando una empleada del hogar se acercó hasta la casa de la diva para pedirle un autógrafo y fue, no solo expulsada del recinto por dos guardias de seguridad sino que Jlo consiguió que ésta perdiese su trabajo. ¿De verdad era necesario, Jenny ?

Kimye tampoco parecen ser demasiado amigos de los fans. El matrimonio tiene en su historial varios casos de encontronazos con sus fans, de entre los cuales hemos recogido algunos de los más llamativos. La fama de que Kim Kardashian es bastante grosera con sus seguidores cobró más sentido cuando su ex marido, Kris Humphries, sacó a la luz unas conversaciones entre él y la celebritie. En ella, adjetivos como 'patéticos', 'estúpidos imbéciles', 'aburridos' o 'don nadie' salían con fuerza de la boca de Kardashian, quien además prometió no volver a sacarse ninguna foto más con ellos ni firmar autógrafos. Tal vez alguien debería recordarle que su actual status de 'celebritie' se lo debe a todos aquellos que la siguieron y defendieron desde un principio, aunque esa persona, claro está, no será su marido, Kanye West, quien puede presumir de tener una relación bastante complicada con sus seguidores. Dicen que nadie quiere más a al rapero que el propio rapero, y esta afirmación adquiere más veracidad cuando repasamos su pasado. En 2009, durante una gala de premios de MTV, Kanye West se ganó la enemistad de Taylor Swift al 'robarle' el micrófono a la cantante, tras haber recibido un premio, para reivindicar que ese galardón debería haber caído en manos de Beyoncé. Tras esto, los fans empezaron a decir que West era un grosero y un borde y esta opinión general fue secundada por su cuñada, Khloe Kardashian, quien no dudó en repetirlo públicamente. Además, el rapero se niega a firmar autógrafos y sacarse fotos, y en el pasado, éste fue noticia por agredir a un fotógrafo y a una niña de 18 años.

Britney Spears tampoco se libra de las acusaciones, y en más de una ocasión ha rechazado el cariño de sus fans. En el pasado, la Princesa del Pop se negó a actuar porque pensaba que el escenario sería lo suficientemente grande como para que los regalos que le tiraban los fans no llegasen a ella. Justin Bieber escupió a sus fans desde una terraz; Gwyneth Paltrow es una de las actrices más complicadas a la hora de trabajar, pues impone su razón ante todo y Christian Bale es más conocido por su mal temperamento que por sus trabajos en el cine. Visto lo visto, mejor no acercarse demasiado a ellos... La excusa de un mal día no es válida para estas estrellas. ¿Qué caso te ha impactado más?