Juego de Tronos temporada 6: de dragones, enanos y melenas rubias en Carboneras (Spoilers)

Escrito por

De Tabernas a Carboneras pasando por Las Canteras de Yeso de Sorbas en busca y captura de Tyrion Lannister y el resto del equipo de la sexta temporada de Juego de Tronos. Hoy, hablamos de dragones y cabelleras plateadas.

A la izquierda una montaña tallada en cristal, a la derecha, campo angosto. A un centenar de metros hacia el norte se divisa un control de seguridad. Eran las 15.00 horas del pasado sábado en las canteras de yeso de Sobras, donde nos trasladamos siguiendo el rodaje de la sexta temporada de Juego de Tronos. Cuando nos acercamos a los guardias de seguridad, como si del muro y cuervos negros se tratase, nos cierran el paso. Pero ya contábamos con ello, ¿quién dijo que adentrarse en la filmación fuera fácil? Tras barajar las distintas -y arduas- posibilidades de acceso, decidimos aventurarnos en esa "montaña de cristal". Allí, los cristales puros y transparentes del yeso se tiñeron levemente con el óxido de otros minerales, dibujando un paisaje único. Para que os hagáis una idea, era como si la escarcha de hielo permaneciera intacta sobre el páramo yermo, a 30 grados de temperatura y bajo un lorenzo rabioso. Resulta, además, que Sorbas está considerada la localidad más desértica de Europa y constituye la segunda mayor cantera de yesos del mundo.

No es de extrañar que los productores de Juego de Tronos se fijaran en este increíble lugar. Saltamos una pequeña valla y empezamos a escalar por la misma cantera, pisando a través del yeso, que debido a millones de microinclusiones mostraba un brillo de luz de luna, en pleno día. Por desgracia, la peligrosidad de nuestro sendero improvisado nos sobrecogió, pues habíamos llegado a sortear algunas mechas -de explosivos- probablemente. No obstante y como se aprecia en las fotografías, llegamos hasta las faldas del set. Habían organizado un gran dispositivo con media docena de autobuses, otros tantos tráilers y un número considerable de camiones, furgones, grúas y vehículos de toda índole. El reloj corría en contra de la producción y todo el mundo se movía con nervio. Y es que, ese fue el único día que Weiss, Benioff y compañía pisaron sobre los cristales de Sorbas. Esa misma noche desmontaron todo el tinglado y lo trasladaron a Mesa Roldán, en Carboneras, la cuarta localización prevista.

Para un pueblo en el que escuchar la sirena de una ambulancia llega a ser un evento, tal despliegue no pasaría desapercibido, por muy de noche que fuera. En efecto, el parking de la Cala de los Muertos, donde se habían asentado, se convirtió en punto de interés nacional a los pocos minutos. A la mañana siguiente, en pleno rodaje, aquello fue bárbaro. Según nuestras fuentes, los doce guardias que estaban controlando el enclave no fueron suficientes para disuadir la curiosidad local. Allí llegaban individuos por todos los flancos, lo que desbordó a la organización. De hecho, llegamos a escuchar que se había solicitado el apoyo del ejército para vigilar el perímetro durante la jornada de hoy lunes. Afortunadamente nosotros estuvimos ahí, sin chaquetas verdes y munición de por medio. Llegamos a divisar la torre, las explanadas que hay junto a ella y el camino que conduce hasta la misma. Incluso llegamos a atisbar el croma junto a la edificación y lo que allí estaba sucediendo. ¡Atención, las siguientes líneas contienen importantes spoilers! Peter Dinklage, aka Tyrion Lannister, llevaba varios días en la provincia, pero no habían participado en el rodaje.

No podemos confirmar que estuviera presente en Sorbas, pero en Carboneras, sí. Y no estaba solo, lo acampaban la mismísima Emilia Clarke, o Danny, para los amigos, y unas decenas de esclavos. Grabaron una escena en la torre en la que además participó uno de sus dragones. Suponemos que fue Drogon, aunque no lo tenemos claro. Y es que, identificar a un palo con un bola en un extremo no es tarea fácil. Nuestras fuentes nos confirman que ese artilugio arcaico hizo las veces de dragón. Al parecer, el Lannister y la Targaryen estuvieron acompañados por otros cinco personajes regulares de Juego de Tronos, aunque nosotros no llegamos a distinguirlos desde la lejanía. Tiene sentido que esta escena pertenezca a lo acontecido en El Chorrillo y Tabernas.

Después de que el khalasar condujese a la Madre de Dragones hasta Vaes Dothrak, Daario y Jorah la habrían rescatado de la ciudad de las viudas. De acuerdo a la información que nos han facilitado, nos aventuramos a decir que esta escena corresponde al regreso de Danny a Meereen. Esta ciudad esclavista se encuentra en el punto más al norte de la costa este de la Bahía de los Esclavos, en Essos. Mesa Roldan preside una serie de magníficos acantilados adornadas con calas vírgenes, alejadas de la mano del hombre, reforzando nuestra teoría sobre el encuentro de Tyrion y Daenerys en Meereen. En todo caso, la redacción de melty vuelve a trasladarse hoy al rodaje de la sexta temporada de Juego de Tronos, así que no cierres la ventana si quieres estar al tanto de las últimas novedades.