Juego de Tronos y True Detective: las grandes decepciones de los Emmy 2014

Escrito por

Juego de Tronos y True Detective, dos de las series que más audiencia y que mejores críticas han recibido este último año, se fueron prácticamente con las manos vacías de los Emmy Awards 204. ¿Se equivoca la academia de la televisión de los EEUU ?

En una entrega de premios siempre hay ganadores y perdedores. En la gala celebrada este lunes de los Emmy Awards 2014, Breaking Bad fue la gran vencedora de la noche, tras hacerse con el reconocimiento a la mejor serie dramática y el de mejor actor, que recayó en Bryan Cranston. Modern Family también acabó la ceremonia como triunfadora, pues se hizo con el galardón a la mejor comedia del año. En la otra cara de la moneda encontramos a dos series, las dos de la HBO, que, a pesar de haber conseguido el favor del público y de la crítica, se fueron de la gala de la televisión prácticamente con las manos vacías. Nos referimos a Juego de Tronos y True Detective. La primera ficción llegaba a estos Emmy 2014 con 19 nominaciones, de hecho era la serie que más categorías había acaparado, entre ellas la de mejor drama y mejores actores de reparto (Peter Dinklage y Lena Headey). Sin embargo, un año más y ya van varios, se tuvo que conformar con los cuatro Creative Arts Emmy Awards que se entregaron la pasada semana.

Más noticias sobre Juego de TronosSofía Vergara, Heidi Klum y Halle Berry: las mejores vestidas de los Emmys 2014

En 2011 esta serie basada en las novelas de George RR Martin consiguió su primer y único premio Emmy, fue a parar al genial Peter Dinklage, por su interpretación del irónico Tyrion Lannister, papel que le valió el galardón de mejor actor secundario. Desde entonces, la academia no ha considerado oportuno que la serie reciba más premios, algo con lo que los fans no estarán seguramente nada conformes. Otra de las decepciones de la noche de este lunes fue True Detective. La ficción protagoniza por Woody Harrelson y Matthew McConaughey optaba a tres Emmy Awards 2014, y pesar de haber sido calificada por muchos como obra maestra y haber congregado frente a la televisión a once millones de espectadores cada semana, el show creado por Nic Pizzolatto se fue a casa sin ganar el premio a la mejor serie dramática. Al menos se pudo consolar con el reconocimiento al mejor director de drama que recayó en Cary Joji Fukunaga por ‘Who Goes There’. Veremos si en la entrega de premios del año que viene la segunda temporada de True Detective consigue coronarse, ya sin Breaking Bad como gran obstáculo. ¿Crees que fue justo?