Julia Roberts, Kaley Cuoco, Katherine Heigl: las peor vestidas de los Emmy 2014

Escrito por

Como cada año, como en cada gala, los Emmy 2014 han traído una surtida selección de mujeres vestidas de forma mejorable. Julia Roberts, Gwen Stefani o Kaley Cuoco protagonizan nuestra lista de las peor vestidas.

Además de por la lista de las series y los actores ganadores, los premios Emmys 2014, como todas las ceremonias con galardones de por medio, tienen menesteres mucho más importantes de los que ocuparse en el día después de su celebración : las peor vestidas de la noche. No se trata de que en melty.es seamos seres de maldad intrínseca y negatividad contagiosa, no. Simplemente creemos conveniente que, del mismo modo que nos gusta celebrar el acierto de vestuario con un artículo de las mejor vestidas, lo lógico, saludable y respetuoso para con nuestros lectores es un artículo que, a modo de aviso, informe de la forma más objetiva posible de los diez mayores esperpentos estilísticos que ayer se pasearon por la alfombra roja. Ataques al mundo de la moda y el buen gusto que deben ser reportados y tomados en seria consideración.

Más noticias sobre Emmy Awards 2014Matt Bomer y Matthew McConaughey: los nominados novatos a los Emmy 2014Emmys 2014: Juego de Tronos, Breaking Bad y True Detective, los pronósticos de TwitterEmmy Awards 2014: la lista completa de ganadoresSofía Vergara, Heidi Klum y Halle Berry: las mejores vestidas de los Emmys 2014

La lista, que no sigue ningún orden para así mayor disfrute y libertad del lector, la inaugura Kaley Cuoco, que estrenó nuevo look de pelo corto, todo lo contrario que su nuevo contrato en The Big bang show, con más ceros que nunca. Para los Emmys 2014 eligió una especie de tarta de gasas de fresa superpuestas con pinceladas de confitura de chicle en la zona del torso. Sin abandonar la categoría de los rosados, Lena Dunham nos robó el habla al aparecer con un vestido mitad blusa blanca mitad familia entera de flamencos despellejados. Por su parte, la elección de Zooey Deschanel fue algo más simple en la ejecución y en el sabor : 100% chicle de fresa sin ninguna rugosidad en la superficie. Y mucho azúcar. Por último, Claire Danes trajo un trapito rojo a medio camino entre los productos de ocasión de Modas Loli, y un visillo cualquiera de un guateque de pueblo de los años setenta.

Si bien el blanco suele ser garantía de elegancia y éxito, es posible que, si nos los proponemos con muchas fuerzas, logre arrebatarnos la dignidad y encontrarnos un hueco para la historia y el recuerdo. Olvido imposibe. Es lo que sucederá con Gwen Stefani y esas cortinas de brillantinas y escote a medio hacer, o con Katherine Heigl y su vestido vainilla de escote plagiado a Star Trek. Las dos féminas de House of Cards estuvieron cerca de conseguirlo, pero el lado oscuro les pudo : Robin Wright, probablemente harta de lucir ropas oscuras en todos y cada uno de los capítulos de la serie política de Showtime, se presentó con un look algo ambisexual de traje masculino con escote ombliguero y en cuanto a Kate Mara, le honra al menos haber logrado la gesta de arruinar tan bonito cuerpo con ese conjunto de telas anudadas, flecos y estrellas. Para terminar, Laura Prepon y Julia Roberts protagonizan en solitario el cajón de las apuestas coloridas con un vestido verde y azul, respectivamente, cuyo único sentido debe de haber sido el de mandar algún tipo de mensaje cifrado a alguien. Porque, desde luego, la elegancia no estaba entre sus fines. ¿Cuál te pareció la peor elección?